La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, presidió ayer los actos de celebración de las fiestas de la Merced, Patrona de Instituciones Penitenciarias, en la prisión de A Lama, a donde regresó esta ceremonia tras el COVID. Se entregaron trece menciones de honor: nueve de ellas fueron para funcionarios que cumplieron 25 años de servicio; otros cuatro, por el desempeño de sus funciones, fueron recogidos por cuatro funcionarios que en la madrugada del 22 de agosto lograron apagar un incendio en un incidente con un recluso.

La medalla de bronce al mérito social penitenciario recayó en la capitana de la Guardia Civil, Mar Hinojosa, y en la psicóloga del centro, María Luisa Zapatero, que también recibió una medalla de bronce al mérito penitenciario. Larriba estuvo acompañada por la directora do centro, Teresa Delegado; el fiscal jefe de Pontevedra, Juan Carlos Aladro, el coronel jefe da Comandancia de Pontevedra, Simón Venzal; el comisario provincial, Juan José Díaz; y el teniente de alcalde de A Lama, David Carrera.