Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un ladrón “don Juan” de Badoo en Poio: desvalija la casa de la víctima tras su primera cita

Tras conocer a través de la red social a una vecina de esta localidad, pasó la noche con ella en su vivienda y aprovechó que se fue a trabajar para sustraerle diversos artículos

Juzgados de Pontevedra. | // R. V.

Una vecina de Poio fue víctima de las dotes de “don Juan” de un ladrón que aprovechó su cita con ella para desvalijar el domicilio de esta mujer. Ahora, acaba de ser condenado a 9 meses de prisión por un delito de hurto.

Los hechos se remontan a mediados de julio de 2018 cuando la víctima, una vecina de Poio, conoció a través de la red social de citas “Badoo” al acusado. Ambos quedaron en verse el 27 de julio de ese año en la estación de Santiago de Compostela. La chispa surgió y desde allí se fueron al domicilio de la mujer en el concello de Poio, “pasando la noche juntos en la vivienda”, tal y como establece la sentencia.

Al día siguiente, sobre las 8,20 horas, la mujer se fue a trabajar, quedando el acusado solo en el domicilio y aprovechó para hacerse con un botín del que apenas tardó en desprenderse. En primer lugar, se apoderó de unas joyas de la víctima que ese mismo día vendió en un establecimiento de compraventa de oro de la calle Cobián Areal de Pontevedra. Afortunadamente, estos efectos pudieron ser recuperados por la Policía Nacional tras la denuncia.

El acusado vendió ese mismo día los objetos robados en tiendas de segunda mano de Pontevedra

decoration

No ocurrió lo mismo con otros artículos que se llevó el ladrón de casa de la víctima. Por ejemplo tres teléfonos móviles o una televisión LG de 22 pulgadas que vendió en un establecimiento de compraventa de objetos de segunda mano de la calle Blanco Porto. En total, sustrajo objetos por valor de 1.188 euros en una primera cita que resultó realmente problemática para esta mujer.

Además de los 9 meses de prisión por el delito de hurto, el acusado deberá indemnizar a la mujer en 413 euros por los artículos que no fueron recuperados a lo largo de la investigación policial.

Se le imponen 9 meses de cárcel

decoration

El acusado fue condenado en primera instancia por el juzgado de lo Penal 3 de Pontevedra, pero su defensa recurrió en apelación ante la Audiencia Provincial solicitando que se le impusiera la pena en su grado mínimo.

Nueve meses de cárcel

No obstante, la Audiencia tiene en cuenta las circunstancias que rodean a todo el hecho, como que se hubiera aprovechado el acusado de “una relación de especial confianza otorgada por la víctima, al invitarlo a su domicilio y permitirle permanecer en el mismo, mientras que ella se iba a trabajar” momento en el que el ahora condenado aprovechó para sustraer objetos de la vivienda que vendió ese mismo día y que, en el caso de las joyas, pudieron ser recuperados “por la actuación diligente de las fuerzas policiales”. Todo ello “justifica plenamente la imposición de la pena” impuesta por lo que ratifica la sentencia condenatoria.

Compartir el artículo

stats