Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio de la vivienda se dispara en la ciudad y alcanza su cota más alta en la última década

El Ministerio de Agenda Urbana cifra el valor medio del metro cuadrado en la ciudad en 1.371 euros, es decir, un 13,2% más que hace un año ELos sobrecostes por los materiales podrían influir en este fuerte incremento

Una nueva promoción que se está construyendo en Eduardo Pondal. RAFA VAZQUEZ

En este escenario en el que se dibuja una subida generalizada de los costes de la vida, parece que la vivienda tampoco es una excepción, al menos en lo que respecta a la compra de las mismas. Según la estadística que actualiza trimestralmente el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el segundo trimestre de este año se cerró con una valoración media de la vivienda libre en la Boa Vila de 1.371 euros el metro cuadrado, lo que supone todo un récord para la última década.

Se trata de una subida, nada más y nada menos, del 13,2% respecto al año pasado. Por aquel entonces, la tasación media de la vivienda en la ciudad del Lérez era de 1.189 euros, 182 euros más. El incremento es menor respecto al primer trimestre del año, cuando el precio del metro cuadrado ya mostraba una tendencia ascendente y se situaba en los 1.293 euros.

Se trata de valoraciones del precio de la vivienda de récord en los últimos diez años. Para encontrar una tasación tan elevada habría que remitirse a poco después de la crisis inmobiliaria, cuando los precios todavía no habían empezado a bajar. Hasta el tercer trimestre de 2011, en donde el valor medio del metro cuadrado de una vivienda en la Boa Vila se pagaba a 1.503 euros.

Con la llegada de la crisis se produjo un paulatino descenso en los precios de la vivienda y también un cambio de paradigma en todo el mercado. La vivienda nueva fue sustituida por el mercado de segunda mano y la valoración de los inmuebles comenzaron a caer. De hecho, el Ministerio dejó en ocasiones sin referencias los datos de la vivienda nueva debido a las escasas promociones que se ejecutaban entre los años 2014 a 2018. A partir de ahí llegó una reactivación del mercado y ahora se vuelve de nuevo a construir.

Sobrecostes

La revitalización del mercado no es la única explicación para este aumento de la valoración y el alza de precios. Las asociaciones de empresas de la construcción ya vienen avisando desde hace tiempo que la crisis de suministros que vivió el sector, así como el incremento de los costes de ejecución de los inmuebles podrían repercutir en un aumento del precio de las viviendas.

No obstante, en Pontevedra eso podría ser achacable a la vivienda de nueva construcción. Sin embargo, el mayor aumento de valoración se produce en la que tiene más de cinco años de antigüedad, que ahora se pagaría a 185 euros más el metro cuatro que hace un año (un 15,6%). En este caso, el sobrecoste por los materiales tendría influencia en el caso de las restauraciones.

Una vivienda de unos 100 metros cuadrados cuesta hoy de media unos 37.900 euros más que en 2017

decoration

La vivienda de menos de cinco años de antigüedad o nueva experimentó en el último año un crecimiento del 4,49% en su precio, estando valorada ahora por el Ministerio en 1.417 euros el metro cuadrado, 61 más que en el segundo trimestre de 2021.

Tocó fondo en 2017

Si se analiza la tasación de las viviendas que realiza el Ministerio de Transportes trimestralmente, se puede afirmar que quienes compraron una vivienda en 2017 se encontraron con los precios más bajos de la última década. Por aquel entonces el metro cuadrado valía una media de 992 euros en la ciudad del Lérez. Esto significa que una vivienda de 100 metros cuadrados se vendería ahora por unos 137.100 euros de media, frente a los 99.200 del segundo trimestre de 2017. Una diferencia de 37.900 euros.

La diferencia ya es sustancial si se compara solo con el pasado año. Un piso medio de cien metros cuadrados cuesta ahora 18.160 euros más que en junio del pasado ejercicio.

La tendencia es similar en toda la comunidad autónoma con un incremento generalizado de las valoraciones realizadas por el antiguo Ministerio de Fomento.

El precio medio en la provincia de inmuebles de más de cinco años se sitúa en los 1.362,5 euros por metro cuadrado, una cifra que tampoco se había registrado como mínimo en los últimos diez años y, de hecho, hay que remontarse al año 2012 para encontrarse unas cifras similares.

La construcción de nuevos inmuebles está cogiendo de nuevo impulso

El alza de precios o la crisis de suministro no parece, sin embargo, frenar el optimismo en el sector que en los últimos años ha vuelto a retomar el interés por lanzar nuevas promociones. En la ciudad de Pontevedra zonas como Tafisa, A Eiriña o Valdecorvos son un ejemplo de esta efervescencia en lo que respecta al sector de la construcción con fines residenciales. En estos ámbitos, son varias las promotoras que ya han comenzado los trabajos de construcción de edificios residenciales, tanto de promoción privada como pública, en el caso de Valdecorvos. Las estadísticas también confirman esta reactivación del sector de la construcción. Las cifras están lejos de las seis mil viviendas que se iniciaron a construir en la provincia en 2008, justo el año en el que estalló la burbuja inmobiliaria. Los años inmediatamente posteriores se siguieron construyendo y finalizando promociones en marcha (en 2010 se iniciaron 1.209 casas o pisos) y ahora ya estamos por encima de esas cifras.

Como ejemplo del parón que sufrió el sector basta con señalar que, por ejemplo, en el año 2014 tan solo se iniciaron 97 viviendas nuevas en todala provincia. A partir de ahí, la cifra comenzó a ascender de manera paulatina. En el lustro que va de 2013 a 2017 se iniciaron 2.557 residencias nuevas. En los cinco años posteriores la cifra ya ascendió hasta las 5.077, según los datos de Transportes. En 2018 ya se alcanzaron las 1.390 en un año y la pandemia frenó esta dinámica volviendo a situarse ligeramente por debajo de las mil en 2020. No obstante, el pasado año ya se construyeron otras 1.310 y en los tres primeros meses de este año un total de 426. De seguir este ritmo, 2022 se cerraría con el mayor número de viviendas nuevas iniciadas de los últimos 14 años, solo por debajo de 2009.

Compartir el artículo

stats