La asamblea local del BNG de Pontevedra eligió oficialmente ayer a Miguel Anxo Fernández Lores como su candidato a la Alcaldía. En el debate sobre su candidatura, tal y como explicó Demetrio Gómez, "encontramos al Miguel que todos conocemos. Ese alcalde próximo, afable, que tiene una palabra para cada uno de nosotros y que conoce cada calle, cada una de las 15 parroquias y cada una de las más de 450 aldeas que hay en este concello".

El edil nacionalista señaló que, "por encima de eso, lo que a mí nunca deja de sorprenderme es la fuerza de su amor por Pontevedra", gracias al cual "consiguió que esta ciudad se convirtiese en un referente mundial en el que hoy se miran grandes urbes como pueden ser París o Nueva York". Pero Gómez apuntó que "también es ese alcalde que se preocupa de los problemas cotidianos, que quiere que todo esté en orden, funcionando, y que se preocupa por que la ciudad esté sana. Se nota que pasó de ser un doctor de personas, a un doctor que se preocupa de la salud de esta ciudad. Y además lo hace con una medicina que a él le resulta infalible, juntando dos ingredientes: la confianza en Pontevedra, en sus gentes, en las capacidades que tiene esta ciudad, y por otra parte, en los proyectos nuevos, para construir una ciudad mejor en la que las personas mejoremos nuestra calidad de vida".

"Por eso ayer, cuando el BNG lo escogió por unanimidad", continuó el presidente del Consello Local nacionalista, "con este candidato a alcalde escogemos la política con mayúsculas, la política que se toca, que se vive, que mejora la vida de la gente, escogemos hacer realidad los sueños, renovar la ilusión cada día que trabajamos y escogemos también apretar los dientes de aquí al final, porque tenemos absoluta confianza en la victoria. Pero también escogimos la tranquilidad de ese druida que conoce la fórmula para la pócima mágica, la seguridad del patrón que sabe guiar su nave con rumbo cierto y por supuesto, la bondad de Miguel, ese hombre que confía en las gentes de Pontevedra y en lo que todos podemos hacer para construir una ciudad mejor".

Ilusionado

Miguel Anxo Fernández Lores aseguró estar "ilusionado" con esta nueva etapa. "Personalmente me encuentro bien, nunca me encontré tan bien ni físicamente, ni familiarmente, ni anímicamente. Estoy orgulloso de mi familia y de mis nietas, que disfrutan de esta ciudad, y por lo tanto tengo todo el ánimo del mundo. Políticamente creo que nunca me encontré tan bien desde que soy alcalde de Pontevedra y quiero seguir aportando mi granito de arena para que esta sea una ciudad en la que podamos vivir y trabajar dignamente nosotros, nuestros hijos, nuestros nietos y todas las personas, que cada vez son más, que se acercan para disfrutar de su calidad de vida y de su dinamismo económico".

El alcalde pontevedrés señaló que "yo no sería nadie sin el grupo municipal, que ya en su momento dije que era un “dream team”; sin la militancia del BNG, que trabaja duro todos los días para transmitir nuestro mensaje, y sin la ciudad de Pontevedra, que yo estoy enamorado de ella y de sus vecinos y vecinas que, con una grandísima mayoría, apuestan por avanzar, por transformar la ciudad". En este sentido, destacó que "estamos muy orgullosos de lo que hicimos en estos 23 años. Creo que avanzamos muchísimo y que somos una referencia. Pontevedra ha conseguido ser una ciudad en la que la gente vive bien".

Lores no avanzó quiénes serán las personas que formarán parte de la lista del BNG para las elecciones municipales. "En su momento elaboraremos la lista, pero se hace de forma colectiva, entre toda la militancia, dependiendo de las necesidades, de las capacidades y de las disponibilidades de la gente del BNG, sea o no del grupo municipal", explicó. Lo que sí dejó claro es quiere trabajar para que Pontevedra "siga estando en la vanguardia e innovando". 

El regidor municipal aseguró que "no tengo miedo a nada, estamos convencidos de lo que estamos haciendo, somos gente honrada y trabajadora y ya pueden buscar lo que quieran que no hay ningún problema, pero sí me preocupa que se manipule o se intente manipular a la opinión pública, que estemos todo el día con temas de juzgados y fiscalías, con escraches y agresiones para defender intereses que creo que no son los de la mayoría de la ciudad". En este sentido, señaló directamente al líder de la oposición, el popular Rafael Domínguez, al apuntar que "un día dice una cosa y otro día otra, está a favor del modelo urbano pero no quiere que se corten tráficos innecesarios… es una incongruencia permanente que no ayuda. Hay ciertas cuestiones en las que todos deberíamos estar de acuerdo y apoyarnos", por lo que considera que "no hay un proyecto alternativo, son bandazos de un lado para otro".

Sobre uno de los temas polémicos de los últimos meses, el cierre al tráfico de la calle Reina Victoria, Lores dejó claro que "cuando tomamos una decisión lo hacemos independientemente de si puede ser rentable electoralmente o no, la tomamos con el convencimiento de que va a ser positivo para la calidad de vida de los vecinos". Así, explicó que "cortar el tráfico en Reina Victoria significó una reducción de tráfico en muchas calles, empezando por el puente de A Barca, siguiendo por la plaza de Galicia y muchas más. Había muchísimos coches que pasaban por esa calle que no paraban ahí y que cruzaban la ciudad, de Este a Oeste. Obviamente ese tráfico se redistribuye, incluso alguno desaparece, y por lo tanto hay muchos vecinos para los que mejoró la calidad de vida. Lo hacemos porque pensamos que es conveniente y forma parte del modelo de ciudad".

Con esta elección oficial del BNG pontevedrés, y la confirmación hace semanas de que Rafael Domínguez repetirá como candidato del Partido Popular, solo queda el PSOE por escoger a su cabeza de lista para las elecciones municipales. Por el momento, dos hombres han manifestado su intención de presentarse a las primarias, que se celebrarán el próximo 11 de diciembre: el actual teniente de alcalde y concelleiro de Deportes, Tino Fernández, y el edil de Desenvolvemento Sostible, Iván Puentes. Sea quien sea finalmente el elegido, será proclamado candidato socialista el 15 de diciembre.