El Bloque Nacionalista Galego considera que el área de Pontevedra y O Salnés es la “zona cero” de las crisis sanitaria por la que pasa la comunidad autónoma. Así lo aseguró ayer el diputado pontevedrés Luis Bará, que en una rueda de prensa informó de las principales líneas de trabajo en el Parlamento gallego para el nuevo curso político.

Una de las propuestas de los nacionalistas es crear un plan de refuerzo de los servicios públicos esenciales, “fundamentalmente sanidad, educación y cuidados”, según dijo. “Para el BNG es prioritario fortalecer el servicio de salud público, en especial la Atención Primaria, que se encuentra en una situación de colapso, especialmente en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, que podemos denominar la auténtica zona cero de la crisis sanitaria”, se lamentó.

Apoyo a los concellos

Además, el BNG propondrá este curso también un “fondo extraordinario de apoyo a los concellos”, dotado de 50 millones de euros para ayudarles a hacer frente a esta situación de “emergencia social” y al incremento de los costes de los servicios. También perfila un fondo extraordinario de 300 millones de euros para “hacer obras necesarias y urgentes en materias como energía, vivienda, movilidad o agua”, según avanzó Luis Bará.