Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueve empresas pugnan por las obras para la primera “vía verde” del municipio

Optan a convertir el viejo puente del tren en el río Lérez en un sendero peatonal y ciclista

A la derecha, el puente que se “peatonalizará”, junto al actual . Gustavo Santos

La ejecución del primer tramo de una “vía verde” para peatones y ciclistas en el municipio de Pontevedra atrae el interés de nueve empresas constructoras. Son las que se han presentado al concurso convocado por el Concello para convertir el viejo puente del ferrocarril sobre el Lérez en un sendero para uso peatonal entre la playa fluvial y el monasterio de San Benito.

Con ofertas cuyos presupuestos oscilan entre los 185.000 y los 200.000 euros, el objetivo es convertir el viejo puente en una estructura de tránsito peatonal y ciclista e integrarlo en la futura Vía Verde entre Vilagarcía y Pontevedra.

Los trabajos se financian con cargo a los fondos europeos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi). La obra está impulsada por la Concellería de Desenvolvemento Sostible e Medio Natural con un presupuesto inicial de 200.159,99 euros, cofinanciado al 80 por ciento por la UE con fondos (160.127,99 euros) y en un 20% con fondos propios de la Administración municipal (40.031,99 euros).

El proyecto consistirá básicamente en dar un tratamiento de hormigón sobre el puente del ferrocarril, que sustituiría a la piedra que la vía tiene ahora; la sustitución de la barandilla actual para hacer otra más segura, y en una doble conexión de la orilla izquierda del río Lérez con el contorno de la playa fluvial: una con un itinerario accesible a través de una senda en zigzag con un pavimento de hormigón más blando (semejante al que hay en las sendas fluviales), muros de mampostería y piedra para salvar los desniveles, contener las tierras y cerrar esa senda. También se incluye una escalera de madera que subiría directamente desde la zona en la que se encuentran la cafetería y los baños de la playa fluvial hasta la cuota de la antigua vía ferroviaria en ese mismo punto.

Los trabajos tienen un plazo de ejecución de cuatro meses”, por lo que, según los cálculos del concejal Iván Puentes, salvo imprevistos, la intervención estaría lista antes de finalizar este año. No obstante, tal y como adelantó el edil del PSOE, a la hora de valorar las ofertas, “el 70 por ciento de los puntos se darán sobre la propuesta económica que se presente y un 30% se reservarán las posibles mejoras indicadas en el documento de contratación que las firmas puedan plantear, sin coste añadido para el Concello”.

Entre esas mejoras propuestas para optimizar la actuación inicial se valorará especialmente, con hasta 20 puntos, el tratamiento vegetal (desbroce y ajardinamiento con especies arbustivas) de todo el talud existente entre la cuota de la vía y la de la avenida de Buenos Aires.

Compartir el artículo

stats