Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María José Omil Pontevedresa enferma de Crohn

“Lo más duro fue al quedarme embarazada; el médico me dijo que no debería”

Tenía 21 años cuando la diagnosticaron, en 1989, “después de llevar año y pico mal”

María José Omil muestra una recreación del aparato digestivo de la asociación ASSEII. GUSTAVO SANTOS

La pontevedresa María José Omil fue diagnosticada en 1989 de la enfermedad de Crohn. Reconoce que le cambió la vida de forma importante y que la Asociación Socio Sanitaria Educativa Inflamatoria Intestinal de Pontevedra, ASSEII fue un pilar muy importante para sobrellevarla.

–¿Desde cuándo está diagnosticada de la enfermedad de Crohn?

– Desde el año 1989. Llevaba año y pico mal y tardaron ese tiempo en diagnosticarme. Tenía 21 años.

– ¿Qué síntomas tenía?

– Pérdida de peso, vómitos, diarrea, cólicos muy fuertes y mucho dolor, de llegar a desmayarme más de una vez en la calle. Empecé con operaciones de fístula de ano, tuve tres. Tras la última fue cuando me diagnosticaron el Crohn.

Yo pensaba que era una enfermedad rara, me preguntaba dónde la había cogido, porque me sonaba a chino

decoration

– Ahora oímos hablar mucho de esta enfermedad, pero por aquel entonces era la gran desconocida...

– Se sabía muy poco. De hecho, yo pensaba que era una enfermedad rara, me preguntaba dónde la había cogido, porque me sonaba a chino. En mi familia no había nadie, al menos que supiésemos. Ahora sí que tengo un sobrino.

– ¿Usted tiene hijos?

– Una hija.

– ¿Y...?

– No, ella no lo tiene. De momento no, vaya, y ya tiene 29 años.

– ¿A usted le tuvieron que hacer ostomía?

– No, me tuvieron que hacer dos operaciones de resección de intestino delgado y grueso y una de adherencias. Con eso mejoré unos años. Afortunadamente, las operaciones siempre me ayudaron a mejorar, junto con los tratamientos.

Tenía pérdida de peso, vómitos, diarrea, cólicos muy fuertes y mucho dolor, de llegar a desmayarme más de una vez en la calle

decoration

– ¿En qué le cambió la vida esta enfermedad?

– Me afectó muchísimo. Lo más duro fue el momento en el que me quedé embarazada, cuando el médico me riñó y me dijo que no debería, que era un riesgo. Yo lo llevé adelante.

– ¿Esa advertencia ahora sería impensable?

– Ahora hay mucha más información. Por aquel entonces nos llevaban directamente desde Cirugía, no como ahora, que nos tratan en Digestivo. Antes la única solución era abrir y cortar. Cuando yo me quedé embarazada llevaba tiempo sin brotes y tiré para adelante. Fue un momento muy duro, porque que te digan por qué haces eso... Si me lo hubieran dicho antes de quedarme igual no hubiera llegado a ser madre.

– ¿A nivel laboral le ha supuesto problemas tener Crohn?

– No puedo estar más que agradecida: llevo 36 años en la misma empresa y nunca me pusieron problemas, pese a que tuve bajas largas y hay momentos en los que es muy difícil trabajar con cólicos, dolor...

– ¿Con qué frecuencia sufre los brotes de la enfermedad?

– Pues depende. Normalmente me coincidían con las operaciones, pero después igual pasaban seis, ocho o diez años sin ninguno. Ahora llevo tres años sin un brote grande. Estoy con la medicación.

No puedo estar más que agradecida: llevo 36 años en la misma empresa y nunca me pusieron problemas, pese a que tuve bajas largas

decoration

– ¿Cuál es la medicación?

– Es un tratamiento inmunosupresor: Myfenax 500 mg, comprimidos, uno a la mañana y otro a la noche. Estuve con tratamientos inyectables y biológicos.

– ¿Qué responsabilidad puede tener como paciente en un brote? Mala alimentación, estrés...

– Yo los asocio mucho con el estrés. Cuando tengo un problema o alguna preocupación, ya sea en casa, en el trabajo... La alimentación también, pero después de tantos años ya sabes qué te va a sentar mal.

– ¿Qué debe comer?

– No mucho alimento con fibra, claro. Sí como un poco de todo y las carnes y pescados a la plancha. Evito los fritos.

– ¿Cómo le ha ayudado la asociación ASSEII?

– ASSEII ha sido para mí uno de los pilares más importantes a lo largo de la enfermedad.

Compartir el artículo

stats