Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto para eliminar los pasos a nivel en Placeres recibe un total de 28 alegaciones

El tren a su paso por la plaza de Placeres. // RAFA VÁZQUEZ

El polémico proyecto para eliminar los tres pasos a nivel de la plaza de Placeres, tal y como ordena una sentencia del Tribunal Supremo desde 2007, ha recibido un total de 28 alegaciones durante su periodo de exposición pública respecto a la necesidad de ocupación de los terrenos para poner en marcha la obra.

Así lo ha confirmado ADIF, quien indica que entre las entidades públicas que han alegado contra el proyecto se encuentra la Autoridad Portuaria de Marín, que no van en contra del mismo y que “no tienen efectos a la modificación de las expropiaciones”, sino que se trata de observaciones relativas a servicios, caminos provisionales, movilidad y tráfico durante la ejecución de la obra.

Ahora, el Administrador de Infraestructuras Ferrovarias, deberá resolver estas alegaciones a un proyecto que cada vez está generando mayor rechazo entre distintos colectivos vecinales y administraciones como el Concello de Pontevedra, quien también anunció que iban a promover todas las alegaciones y acciones posibles para tratar de que se lleve a cabo esta actuación tal y como está prevista actualmente.

Entre las entidades públicas que han alegado contra el proyecto se encuentra la Autoridad Portuaria de Marín

decoration

De hecho, desde el gobierno local no se ocultó el malestar generado por el hecho de que la Xunta hubiera informado favorablemente a este proyecto que apuesta por la construcción de dos pasos soterrados para vehículos y peatones mientras que se mantiene el tren en superficie.

Asociaciones vecinales como Estriceres también han manifestado públicamente su oposición al mismo y resalta que, tras la ubicación de Ence, la autovía y la depuradora, esta obra es el “tiro de gracia” para el barrio, que quedará “dividido por la mitad”, con una plaza “partida en dos”.

Además, reprocha al Gobierno central actual de PSOE y UP a que autorice el plan, aunque recuerda que fue elaborado y diseñado por ejecutivos anteriores del PP, que le dieron el visto bueno. También recuerdan la postura favorable en todo momento del Puerto hacia esta alternativa, tal y como queda plasmado en estas alegaciones.

El proyecto para eliminar los tres pasos a nivel ilegales en la plaza de Placeres plantea la construcción de dos pasos subterráneos, uno hacia la zona de O Cabo y otro hacia la Iglesia y la plaza con un vial de nueva apertura paralelo a la actual calle Areal.

El proyecto para eliminar los tres pasos a nivel ilegales en la plaza de Placeres plantea la construcción de dos pasos subterráneos

decoration

Para que el acceso a O Cabo a través de la rúa da Praia tenga el gálibo suficiente, será necesario desplazar la actual rotonda de la calle Avelino Montero Ríos (carretera vieja hacia Marín), hacia el sur, de tal forma que varios ramales parten hacia la actual plaza y hacia O Cabo, en donde hay que tener en cuenta que deben pasar vehículos de gran tamaño como autobuses para dar servicio al colegio Sagrado Corazón.

El proyecto contempla también que la línea del ferrocarril discurra por la plaza encajonada. Se plantea un cierre lateral de 65 metros entre los puntos 5+295 y 5+359 mediante paneles de policarbonato y barrera vegetal de arbustos. La intención es que se instale aceras “en todas las calles sobre las que se actúa y en aquellas que se encuentran en el margen derecho del ferrocarril entre los pasos inferiores. Habrá rampas de acceso al paso inferior de la calle Arenal a cada lado del paso para conectar ambos lados de la plaza de la Iglesia y cumpliendo la normativa de accesibilidad. Por último, unas escaleras permitirán el acceso desde la calle de la Iglesia a la calle de la playa. En este sentido, el Concello ha puesto en duda que el proyecto cumpla con las normativas de movilidad al menos en lo que respecta a este paso de la rúa da Praia.

Consideran que la actuación va contra el espíritu de la sentencia dictada por el Supremo y que, en este caso, el cumplimiento del fallo judicial dejará a los vecinos en una situación pero de la que ya sufren actualmente.

Compartir el artículo

stats