Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Samuel Kwesi, superviviente del Pitanxo: “Para mí todos los días son el 15 de febrero”

Se sumó a la concentración para pedir que se baje al barco: “¿Cómo se va a hacer justicia si dejan tiradas las pruebas más importantes?” | ”Búsqueda y verdad”, claman las familias

Samuel Kwesi, superviviente del 'Villa de Pitanxo' en la protesta de Marín. RAFA VAZQUEZ

“Búsqueda, verdad y justicia; para los 21 del Villa de Pitanxo y para toda la familia del mar”. Dieciocho palabras que resumen el clamor que se volvió a escuchar ayer en Marín, con centenares de personas reunidas, para pedir al Gobierno que se retome la búsqueda del buque hundido en aguas de Terranova el 15 de febrero.

Convocados por las familias de los 21 fallecidos y desaparecidos, la concentración surge como respuesta a la decisión adoptada por el Gobierno de España de desistir de buscar el barco e intentar bajar al pecio al considerarlo técnicamente inviable. Los afectados acusaron al Ejecutivo, directamente, de “mentir”. Consideran que “sí se puede bajar” y aclararon que en ningún caso están pidiendo que bajen buzos o se ponga en riesgo la vida de personas (“ya bastante tragedia hemos detenido”, indicaron), sino que reclaman que esa búsqueda se realice con medios técnicos como robots submarinos o sondas.

María José de Pazo, hija del jefe de máquinas desaparecido en el Pitanxo, aseguró que existe tecnología para poder bajar al buque. Y lo reclaman no solo para comprobar si hay algún cadáver y si es viable recuperarlo. Además, quieren que se baje dado que la inspección del barco resulta clave para saber lo que ocurrió el día del siniestro: “La obligación de todo Gobierno es investigar para saber qué ha sucedido y tener información veraz y para ello hay que bajar al barco”, añadió. Insistió en que “ya se ha hecho otras veces” y vería un “agravio comparativo” no hacerlo ahora. “No sería solo una humillación para los 21 del Pitanxo y para su familias sino para toda la gente del mar”, aseguró.

Kwesi: "¿Cómo se puede hacer justicia sin las pruebas? No se puede hacer justicia sin bajar al barco"

decoration

Precisamente, uno de los testimonios claves para esclarecer lo ocurrido es el del tercer superviviente, Samuel Kwesi, cuya declaración difiere de la del patrón del barco y ha provocado la apertura de una investigación judicial. Kwesi acompañó ayer a las familias en esta concentración para pedir que se busque la verdad de lo sucedido en el barco.

Para las familias, Samuel es el “baluarte de la verdad”, como le gritaron desde el público. “Lleva una carga sobre sus hombros terrible, por eso no solo el testimonio debe servir de prueba, hay que bajar para acompañarlo de pruebas objetivas que ahora están debajo del mar”, dijo el pastor evangelista y amigo de Kwesi, Julio Torres.

En el mismo sentido se manifestó el marinero ghanés, quien habló en público por vez primera tras el naufragio y reconoció que todavía no está recuperado de lo sucedido: “Para mí todos los días desde entonces son el 15 de febrero”, explicó, día que se produjo el naufragio.

Visiblemente afectado explicó que “una de las palabras que más estamos repitiendo hoy aquí es que se haga justicia, pero ¿cómo vas a hacer justicia sin las pruebas, dejando tiradas las que te hacen los solucionar el problema?”. ”Yo le pido al Gobierno de España que no se puede hacer justicia sin bajar al barco porque ahí es donde está la justicia buena, la justicia de la verdad”, explicó el marinero ghanés.

”Yo vi como mis amigos sufrían y escuché como decían sus últimas palabras; los que me acompañaban en la balsa”

decoration

“Este accidente es una prueba para demostrar que el Gobierno de España puede decir la verdad como yo siempre he creído que ocurre en este país”, frente a la “corrupción y mentiras” que vive en el suyo. “Esto es algo que estamos haciendo hoy pero que es por todos los futuros marineros”, indicó. “Yo estoy haciendo mi parte pero pido a todo el mundo que haga la suya y haremos justicia” finalizó. “Estoy tan triste que no me salen las palabras, ojalá pudiera decirlo todo”, indicó. “Pido al Gobierno que haga justicia y no se puede hacer justicia sin bajar al barco”, indicó expresando así su apoyo a los familiares de desaparecidos y fallecidos.

Samuel también tuvo palabras de recuerdo para sus compañeros: “Mis amigos y gente querida” a los que ”vi como sufrían y escuché como decían sus últimas palabras; a los que me acompañaban en la balsa”.

Las familias insistieron en pedir una reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a la que recordaron que 21 trabajadores perdieron la vida en esta tragedia.

Cristopher González: “Deben elegir si están de la parte de la verdad o de la que quiere taparla”

Cristopher González, quien perdió a su padre en el accidente, dijo hablar sólo en su nombre y fue quien protagonizó una intervención más dura ayer. Dijo que “esto no es estar contra el Gobierno, yo soy de izquierdas, pero puedo morder en la cabeza al Gobierno por no hacer su trabajo y mentir: dijeron que se haría todo lo que se pudiera y mintieron”, añadió.

Para él, todavía hay tiempo para todas las partes de enmendar esta situación. Solo hay que elegir “entre estar de parte de la justicia o de la parte que quiere tapar todo” . “Aquí, por avaricia, por llenar los bolsillos tres o cuatro, han dejado a 21 enterrados. Desde un primer momento la armadora mintió”.

“A mí me van a enterrar vivo pero la verdad se va a saber. Pelearemos por su memoria, por su puto respeto. Soy un malhablado, lo siento, pero la mierda va a salir, antes o después, así que colaboren ya y punto”. “De lo contrario, esto volverá a pasar en 20, 15 o 10 años, porque se habrá tapado y no se tomáran medidas” para evitarlo.

Compartir el artículo

stats