Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los mayores se apuntan a visitar Santa Clara

Cola ante el edificio municipal de Churruchaos para las reservas presenciales para visitar Santa Clara.

Frente a la histeria digital, que motivó que en minutos se agotasen todas las localidades para visitar el convento de Santa Clara, las reservas presenciales se desarrollaron con calma en la mañana de este jueves. Se abrieron a las 10 y una hora más tarde, ya sin cola, todavía quedaban plazas por cubrir.

Julia llegó a las 8 a las puertas del edificio municipal de Churruchaos, donde se realizaron las reservas. Fue la más madrugadora, con su compañera de fila que llegó aproximadamente 30 minutos más tarde “y yo a las 9 menos cuarto más o menos”, explica el tercer integrante del primer grupo en la cola, “nos levantamos a propósito para coger el puesto para no perder esta oportunidad de ver el convento”.

Es uno de los que guarda recuerdos del interior. “Ya lo había visto”, explica, “en el año 1974 entré porque vivía en San Antoniño, mi madre me mandó a llevar los huevos” y un cura “que a veces abría el portalón”, le permitió entrar unos minutos.

Las reservas presenciales se desarrollaron con calma en la mañana de este jueves. Se abrieron a las 10 y una hora más tarde, ya sin cola, todavía quedaban plazas por cubrir

decoration

Las monjas “tenían gallinas, zona arbolada y jardines muy bien preparados”, detalla. Las recuerda “haciendo sus rosquitas” y hoy se felicita porque ya han visitado el cenobio unos amigos “y dicen que está muy bien, aunque faltan algunos detalles que es lo que está intentando hacer el Concello… Esperamos que la gente que venga de fuera le guste”.

Unánimemente, los asistentes felicitaron la idea del Concello de poner en marcha las reservas presenciales. “Los mayores no nos manejamos tan bien en internet”, explica una de las pontevedresas a la cola, “y no podemos conseguir las entradas”.

“Casi nada es presencial”, lamenta en este punto Julia, que como sus compañeras critica que los planes de digitalización implementados masivamente por las administraciones están dejando fuera de los servicios públicos a un amplio porcentaje de mayores.

Compartir el artículo

stats