La calle García Camba se ha convertido esta tarde en una "ratonera" para decenas de vehículos por culpa de un coche mal aparcado a la altura de Correos y un camión que no tenía hueco para pasar. Se ha formado de este modo un "tapón" que "atrapó" a más de cuarenta conductores hasta que la grúa se llevó al turismo infractor.

El episodio, ocurrido hacia las 18.00 horas, se convirtió en una "gratuita sesión de entretenimiento" para muchos viandantes, que observaban como los coches iban acumulándose en la cola mientras no se tenía noticia alguna del conductor del vehículo mal aparcado, la mitad en la acera y la otra mitad en la calzada, de tal modo que otros turismos sí podían pasar, pero no así un camión que circulaba por la calle García Camba.

La grúa se lleva el coche FdV

El vehículo pesado tenía obstaculizado el paso y detrás de él llegaron a acumularse más de 40 coches, con lo que el atasco se prolongó por la calle Andrés Muruáis y repercutió incluso en la plaza de Galicia.

Personada la Policía Local, finalmente fue la grúa la que retiró el coche mal aparcado y por fin los conductores pudieron reemprender la marcha. Eran ya las 18.30 horas y todavía no había dado señales de vida el conductor que originó este atasco.