El Lavadoiro da Fonte do Castiñeiro, en Porteliña, estrena nueva imagen después de su limpieza. La alcaldesa, María Ramallo, acompañada de los ediles Pablo Novas, Manuel Domingos y Cristina Acuña, así como vecindario de la zona, visitó este elemento patrimonial e indicó la “importante labor que queremos seguir haciendo desde el gobierno local de protección y puesta en valor de nuestros lavaderos”, como en el caso del de Mogor, que será el siguiente en el que se actúe.

De hecho, tal y como recordó Ramallo, “el año pasado habilitamos dos webs municipales, una con todo un registro de lavaderos en Marín y otro con las fuentes, que tienen fichas muy completas con galerías fotográficas, reproducciones 360, información y geolocalización de cada uno de estos elementos”.

En el Lavadoiro da Fonte do Castiñeiro se llevaron a cabo labores de rejuntado y de puesta a punto tanto de la propia fuente como del lavadero y también se limpió el entorno, con un pequeño espacio que ahora está con tierra limpia y que antes tenía escombros.

En cuanto al lavadero de Mogor, se proponen desmontar la estructura de la cubierta actual, así como su pilón, para poder cimentar de nuevo de manera unitaria y, sobre ese espacio único, se volvería a colocar el lavadero, y se renovaría toda la cubierta. “En total”, añadió la alcaldesa, “actuaríamos en una superficie de más de 500 metros cuadrados”.