El Museo de Pontevedra despidió el viernes a la que ha sido su exposición más exitosa de los últimos años, “Origami, de papel a obra de arte”, visitada entre el 4 de noviembre y el 23 de enero por 11.977 personas, según datos hechos públicos ayer por la institución.

Ésta precisa que se trata de “la cifra más alta de todas las muertas del año 2021 y también de las más altas de los años anteriores a la pandemia”.

Solo durante el mes de noviembre esta exposición realizada con fondos de Escuela Museo de Origami de Zaragoza (EMOZ) recibió 4.177 visitas, que subieron a 4.325 en diciembre y se situaron en 3.475 en este mes de enero.

La organización también se felicitó por el éxito de los talleres de papiroflexia, que dada su alta demanda se duplicaron con respecto a los previstos en principio y contaron con 310 participantes. También se llenaron las visitas guiadas programadas todos los jueves, para contemplar 150 modelos originales hechos por 50 autores de 17 países.