La alcaldesa, María Ramallo, y el concejal de Medio Rural, Pablo Novas, han visitado con los vecinos a la carretera Silvestre-Troncosa, la última de las once vías que formaban parte del proyecto de pavimentación rural 2021.

Con la finalización de las obras en Silvestre-Troncosa, se cierra un año de asfaltados que han llegado a Arealonga, Carballal, Camino de San Blas (Aguete), Currás, Fixón, Miñán, Os Tombos, Os Picotes, Cividanes y Agrovello, todos ellos, viales que presentaban deficiencias en su pavimento y “que ahora vuelven a ser vías vertebradoras de nuestro rural, cumpliendo con la seguridad vial y la comodidad en los desplazamientos”, según destaca el Concello.

En total, se ha realizado una inversión de 180.000 euros con cargo al Plan Concellos para la pavimentación de estas once carreteras y Pablo Novas anunció “que ahora empezaremos a trabajar en la estrategia para el próximo año y seguiremos actuando en carreteras que necesitan mejoras”.