El ascenso de la pandemia del COVID en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés es imparable. El registro de 16 positivos más en un solo día eleva a 225 los casos activos en ambas comarcas. Esto significa que en dos semanas la cifra de contagiados se ha triplicado, ya que el pasado 8 de noviembre eran, según los datos diarios facilitados por el Sergas, 69 los infectados.

Hay varios municipios que preocupan especialmente. Como es lógico, el capitalino es uno de ellos, por su elevada población y concentración en el área urbana. Tal y como informan fuentes del Concello, son 74 los casos activos. Y es que en la última semana se detectaron 46 y si se toma como referencia los últimos 14 días la cifra los contagios fueron 71.

El principal brote en la ciudad es el que se generó en el CEIP Álvarez Limeses, en pleno casco urbano. Desde el servicio de Alertas Epidemiolóxicas se asegura que en total son 31 los casos, entre alumnado, trabajadores del colegio público y familiares de todos ellos.

El pasado viernes se realizó un cribado en el que se detectaron tres positivos más relacionados con los cursos de educación infantil de cuarto y sexto cursos, cuyas aulas están cerradas.

También está influyendo de forma importante en las cifras totales del área el brote de Forcarei, municipio que en una semana registró 24 positivos y en medio mes, 32. Esto motivó que el pasado fin de semana se llevase a cabo un cribado para citar a la población de 40 a 75 años. De los 1.600 convocados asistieron la mitad, un 50,13%, indica el Sergas, ya que se realizaron 802 test. De estos salieron positivas seis personas, es decir, un 0,75%.

El concelleiro de Desenvolvemento Sostible, Iván Puentes, dio positivo por COVID tras realizarse una prueba PCR

En general la situación empeora en todos los municipios, es el caso de Marín, que incorporó una docena de casos en una semana, al igual que O Grove y Vilagarcía, con cifras similares a siete días vista.

En el conjunto del área ya solo hay tres concellos “limpios”: Cuntis, Ponte Caldelas y Meis.

Por otro lado, ayer fuentes socialistas del Concello de Pontevedra informaron de que el concelleiro de Desenvolvemento Sostible, Iván Puentes, dio positivo por COVID tras realizarse una prueba PCR. Se encuentra aislado en su casa con síntomas leves. También sus compañeros Yoya Blanco y Marcos Rey decidieron guardarán cuarentena unos días “por precaución”, pese a dar negativo en el test de antígenos.