Bajo el lema común "Máis negociación, menos imposición", vecinos de Monte Porreiro, funcionarios municipales y bomberos se concentraron esta mañana a las puertas del Teatro Principal para protestar antes del inicio del Pleno de la Corporación contra las últimas decisiones tomadas por el Concello y solicitando que el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, acceda a reunirse con estos colectivos.

El Pleno comenzó con algo de retraso debido a la identificación del público, algo que hasta ahora no había sucedido y que motivó las protestas del portavoz del Partido Popular, Rafael Domínguez. Una vez accedieron los manifestantes al patio de butacas, dio inicio la sesión con la lectura de una declaración institucional por el 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, a cargo de Andrea Campos y que estuvo centrada, con el consenso de todos los grupos, en la violencia vicaria, aquella que tiene como objetivo dañar a la mujer a través de sus seres queridos, especialmente hijas e hijos.

Con el edil nacionalista Raimundo González y tres concejales socialistas participando en la sesión por streaming ante el positivo por COVID de Iván Puentes y el confinamiento por precaución de Yoya Blanco y Marcos Rey, el Pleno continuó con el primer punto del orden del día, la aprobación del acta de la reunión anterior, que no se pudo votar por un problema técnico con la conexión a internet y que obligó a suspender la sesión otros cinco minutos más. Una vez todo resuelto, la reunión continuó con pequeñas interrupciones de los manifestantes, que increparon las intervenciones de los concejales del BNG y aplaudieron las de los populares, que los habían saludado antes de entrar en el Teatro Principal y que en sus primeras intervenciones les mostraron su apoyo y solicitaron al alcalde que se reuniera con ellos. "Solo piden que se les escuche", señaló Rafael Domínguez.

En cuanto a los puntos que se trataron en el orden del día, se aprobó la ratificación de la adhesión de Pontevedra, los estatutos y la cota de socio de la Red de Ciudades por la Bicicleta, la desafectación del Camiño Ponte do Couto y la adaptación de la red semafórica para personas con discapacidad visual y auditiva, y se rechazaron las mociones del PP sobre la realización de un concurso público para escoger el cartel del Entroido, una propuesta de dinamización del Gastroespazo del Mercado de Abastos y el respaldo al criterio del Consello Consultivo para adscribir Ence al puerto de Marín.