Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reparto gratuito de pollo en protesta por la "subida brutal" de la luz en las granjas

Pollos en una granja avícola/ FdV

La organización Unións Agrarias repartirá gratuitamente 2.000 kilos de carne de pollo en la Boa Vila en el marco de una acción de protesta por la "subida brutal" de los costes de producción de la avicultura (que cifran en un 10,5%) y los precios de venta, que los productores consideran "bajos".

El reparto se celebrará el próximo martes 23 en la plaza de Ourense, según anunció en la mañana de este sábado el sindicato agrario gallego, que busca advertir sobre las pérdidas en el sector avícola debido, especialmente, a la subida del precio de la luz.

En paralelo al mantenimiento de los gastos fijos (ni la energía ni los seguros han bajado de coste con la crisis sanitaria), los avicultores “ven como los precios de la carne de pollo no se dan recuperado por el impacto de la caída del consumo en hostelería y el turismo” derivada de la pandemia, señalan desde la organización. Ésta incide en que en estos momentos los criadores reciben 0.18 euros por kilo en el tipo Broiler, “cuando para cubrir gastos no deberían de bajar de 0,23 euros kilo”, explican.

Especialmente, alertan del fuerte incremento de los costes de electricidad en las granjas. “En estos momentos”, indican los portavoces sindicales, “las explotaciones soportan picos de crecimiento del gasto eléctrico de hasta un 36%, lo que supone una cantidad insoportable teniendo en cuenta que la energía supone en condiciones normales más del 33%” de los gastos de producción.

“Las explotaciones soportan picos de crecimiento del gasto eléctrico de hasta un 36%, lo que supone una cantidad insoportable teniendo en cuenta que la energía supone en condiciones normales más del 33%” de los gastos de producción

decoration

Según estimaciones del propio sector, se han dejado de ingresar 3'5 millones de euros durante los meses de verano en más de 600 explotaciones gallegas, por lo que Unións Agrarias insta a la Xunta a buscar fórmulas que permitan compensar las pérdidas.

La organización denuncia además otros problemas vinculados a las empresas de las que dependen los productores, asociados a una reducción de la entrada de crías por parte de estas empresas de 35.000 a 30.000 por camada.

Unións Agrarias no oculta su preocupación por el futuro de muchos jóvenes que apostaron por la avicultura para iniciar su actividad “y están viendo como los resultados condicionan su viabilidad por causas ajenas a su trabajo”. Y es que el actual modelo industrial de alimentación motiva una “situación de dependencia” de los pequeños productores, que a efectos prácticos, indica el sindicato, trabajan “como si de asalariados se tratase”.

Insiste en que “si no se ponen sobre la mesa las medidas precisas, una caída del consumo a nivel nacional derivada de un menor número de turistas podría implicar la tentación de abaratar la producción por parte de esas empresas integradoras”.

Compartir el artículo

stats