Más de 1.500 metros cúbicos de hormigón y otras 200 toneladas de acero. Esto es el grueso de los materiales que se van a emplear para construir los dos búnkeres que serán necesarios para albergar el servicio de radioterapia del nuevo Hospital Público Gran Montecelo, en Pontevedra. La Xunta acaba de iniciar estos días los trabajos para habilitar estos dos espacios en lo que será el nuevo hospital.

El nuevo edificio hospitalario del Gran Montecelo, cuyas obras se iniciaron el pasado mes de mayo, acogerá un servicio de radioterapia en el que se instalarán dos aceleradores lineales de electrones destinados a tratamientos de radioterapia para pacientes oncológicos, alcanzándose los más altos estándares en radioterapia oncológica.

Estos  búnkeres, que cuentan con un proyecto específico para su construcción, están diseñados con las características y dimensiones necesarias para que puedan albergar los equipos de última generación que existen en el mercado, lo que permitirá incorporar las últimas tecnologías en tratamientos  radioterápicos, como son la radioterapia de intensidad  modulada volumétrica, guiada por la imagen y los tratamientos con alta tasa de dosis (tecnología, flatenning,  filter frene).

Estas tecnologías, que mejoran la precisión de los tratamientos, permiten aumentar el control local de las lesiones tumorales y disminuir la toxicidad en los tejidos sanos. En particular, las altas tasas de dosis permiten realizar de manera óptima los tratamientos de forma que el paciente recibe mayor dosis por sesión, lo cual supone un ahorro de días de tratamiento para los pacientes. También se ve beneficiada la reirradiación de pacientes previamente tratados al reducirse la dosis a tejidos sanos. 

Hospital Público Gran Montecelo

La Xunta sigue avanzando en las obras del Hospital Público Gran Montecelo que se están acometiendo desde el pasado mes de mayo, y cuya primera fase cuenta con una aportación de más de 130 millones de euros.

Lugar en el que se ubicarán los dos búnkeres y estado actual de las obras en Montecelo. Sergas

Las actuaciones en marcha consisten en la construcción de un nuevo edificio hospitalario con una superficie de cerca de 92.000 metros cuadrados distribuidos en 10 pisos. El nuevo edificio, que ocupará una superficie superior los 12.500 metros cuadrados, estará compuesto por un primer volumen distribuido en dos edificaciones, que actuará como base de un segundo que albergará las áreas de hospitalización.

Así, se proyecta un edificio delantero, en el que se situarán las consultas externas que engloban los servicios de hematología, medicina preventiva, cardiología o digestivo; y otro trasero donde se ubicarán las urgencias, el bloque quirúrgico, la UCI pediátrica o los laboratorios. Sobre un bloque base se elevará un tercero que se corresponde con el edificio de hospitalización.

En su conjunto, la Xunta invertirá 155 millones de euros para dotar a Pontevedra y a los vecinos del área de un hospital renovado y de referencia, el Hospital Público Gran Montecelo, ya que en una segunda fase de las obras se reformará el edificio hospitalario actual, para posteriormente ejecutar el aparcamiento cubierto, con una inversión de 25 millones de euros. 

 La Xunta mantiene la apuesta por mejorar la atención hospitalaria, que actualmente se presta en tres centros diferentes y físicamente separados y lejanos: el Centro de Especialidades de Mollavao, el Hospital Provincial y el Hospital Montecelo.

Con las obras de ampliación y reforma, el gran Montecelo verá ampliada su capacidad para atender las necesidades asistenciales de una población de 26 ayuntamientos y sus más de 300.000 habitantes, durante los próximos 50 años.