Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

COVID y gripe: la campaña de vacunación y las terceras dosis

Campaña de vacunación contra la gripe el año pasado en el centro de salud de Anafáns. Gustavo Santos

En las últimas semanas ya se ha empezado a percibir un incremento en las infecciones respiratorias y, como es habitual en estas fechas, la Consellería de Sanidade, a través del Servizo Galego de Saúde, ya ha iniciado la campaña de vacunación contra la gripe a la que hoy pasan a sumarse los pacientes y trabajadores de las residencias, así como las personas mayores de 65 años, tras haber comenzado el pasado 18 de octubre con los profesionales sanitarios.

El jefe del servicio de Medicina Preventiva del Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra, Javier Paz Esquete, es el portavoz de la campaña en el área sanitaria y recalca la gran importancia de vacunarse contra la gripe haciendo referencia a los datos de la temporada 2019-2020, donde incluso teniendo a gran parte de la población vacunada y en un año en el que el virus apenas circuló en España, “según estimaciones de nuestro sistema de vigilancia se produjeron 619.000 casos en Atención Primaria, 27.700 hospitalizaciones, incluyendo 1.800 pacientes de UCI, y casi 4.000 fallecimientos”.

Siempre es importante vacunarse contra la gripe para evitar que se produzcan complicaciones

decoration

Es por esto que el facultativo especialista asegura que “siempre, siempre, siempre es importante vacunarse contra la gripe para reducir el riesgo de que se produzcan las complicaciones, los ingresos hospitalarios y la mortalidad por gripe, en particular en las personas vulnerables”.

En la campaña anterior, coincidiendo con la pandemia, el uso de la mascarilla y los confinamientos, la gripe estuvo prácticamente desaparecida. De hecho, según apunta el médico del CHOP “en Galicia solo se registró un único caso de gripe confirmada microbiológicamente en el mes de abril, del tipo B, además de un caso aislado fuera de temporada el pasado mes de julio, del tipo A”. Ante la vuelta a la normalidad, la campaña de vacunación contra la gripe también se ha adaptado a los nuevos tiempos.

Principales diferencias

Entre las principales diferencias con respecto a la campaña de vacunación del año pasado destaca que el calendario de 2021-2022 se estructura de forma secuencial a los grupos de riesgo. Según explica Paz Esquete esto quiere decir que no se vacuna a todos desde el principio. Así, tras haber iniciado el proceso de inmunización del personal sanitario y hoy incorporarse los mayores de 65 años, los pacientes de residencias y los trabajadores de éstas, el próximo 15 de noviembre será el turno de las personas con edades comprendidas entre los 60 y 65 años de edad, de las mujeres embarazadas y en el puerperio, pacientes con enfermedades de riesgo, profesionales de servicios esenciales como agentes de Policía, Guardia Civil o bomberos, y el personal de las oficinas de farmacias.

Finalmente, a partir del 29 de noviembre dará comienzo la vacunación de los convivientes de personas de riesgo y el resto de la población diana, así como los trabajadores de granjas avícolas y porcinas. El portavoz del complejo hospitalario pontevedrés aclaró que “cuando en el calendario se abre la vacunación a un grupo nuevo no se cierra a los anteriores si aún no se han inmunizado; pueden solaparse”.

La tercera dosis contra el COVID y la vacuna de la gripe se pueden administrar conjuntamente sin inconveniente

decoration

La segunda novedad en esta campaña es que se ofertará conjuntamente con la tercera dosis de la vacuna frente al COVID a mayores de 80 años y, según apunta el facultativo especialista del CHOP, también podrán hacerlo las personas de 70 a 79 años si ya han transcurrido seis meses de la segunda dosis.

A este respecto, teniendo en cuenta que ambas vacunas coincidirán en el tiempo, el doctor Paz Esquete destaca que ambas “se pueden administrar conjuntamente. Además, evita una visita adicional del paciente, siendo más cómodo para él y su familia, y reduce la carga asistencial, puesto que realizamos dos actos en uno”. Para el jefe del servicio de Medicina Preventiva tan solo existe un inconveniente, y es que si aparece un efecto adverso, “puede ser difícil para nosotros saber a cuál de las dos vacunas atribuírselo”, indica.

Efectos de gripe y COVID

Analizando la posibilidad de contraer la gripe y el COVID de manera simultánea, el doctor Paz Esquete asegura que “existe la posibilidad real de padecer una coinfección de gripe y coronavirus, lo que multiplica el riesgo de padecer complicaciones graves”.

Si bien el facultativo afirma que el haber pasado el COVID “no influye en el riesgo de padecer gripe, ni lo aumenta, ni lo disminuye, hay pacientes que, habiendo pasado el coronavirus, siguen teniendo secuelas respiratorias, lo que les puede hacer también más vulnerables a padecer esas complicaciones graves si pasan la gripe”.

Por otra parte, el responsable del servicio de Medicina Preventiva del CHOP comenta que “si uno ya ha pasado la COVID, se reduce notablemente el riesgo de padecer una reinfección por el mismo coronavirus por la inmunidad adquirida, y se reduce también si uno está vacunado, a no ser que surja una nueva variante muy diferente a las que han circulado y que “escape” a esa inmunidad adquirida”.

Medidas comunes para ambas dolencias

Uno de los principales motivos de que el virus de la gripe apenas haya circulado el año pasado se debe a las medidas de protección frente al COVID. Así, el jefe de servicio de Preventiva del CHOP señala que “las del años pasado fueron las cifras más bajas desde que tenemos registros".

A esto último también ha contribuido el hecho de que el pasado año, probablemente por sensibilización de la población por la pandemia del coronavirus, mejoraron notablemente las coberturas vacunales en los grupos de riesgo”. Entre esas medidas, la mascarilla también ha jugado un papel clave a la hora de frenar los contagios de gripe y Paz Esquete indica que “es cierto que, además de protección frente al coronavirus, el uso de la mascarilla es útil para protegernos frente a otras muchas cosas, no solo la gripe. Reduce además la exposición a otros microorganismos, también al polen o al polvo y a otras partículas biológicas que se encuentran suspendidas en el aire”.

Esquete afirma que “probablemente la mascarilla ha venido para quedarse, pero su uso generalizado a largo plazo es complicado”. No obstante, el médico insiste en que, “en cualquier caso, mientras no superemos definitivamente la pandemia, debemos mantener la mascarilla al menos al estar con personas de riesgo y en espacios cerrados”.

Ligero descenso de los casos activos en el área sanitaria

Tras varios días de escalada, el Sergas notificó ayer un leve descenso de casos activos de COVID en el área de Pontevedra-O Salnés, pues en la actualidad permanecen activas 49 infecciones, tres menos que en la jornada anterior. Asimismo, continúa ingresado un paciente en UCI, el único en toda el área. El conselleiro de Sanidade, Julio Comesaña, avanzó ayer la posible reapertura de los centros de vacunación masiva para administrar la tercera dosis contra el COVID a menores de 80 años. Así, el Recinto Feiral de Pontevedra podría habilitarse de nuevo pasado mediados de noviembre, fecha en la que habrá bastantes menores de 80 que hayan cumplido los seis meses necesarios de cadencia entre dosis.

Compartir el artículo

stats