El Concello desarrolla en las últimas semanas semanas un plan de refuerzo del mantenimiento diario de los cementerios municipales a fin de que estén en las mejores condiciones condiciones de uso y de recepción de visitantes en el puente de Todos los Santos.

Estas medidas se acompañarán de otras como el refuerzo de limpieza y recogida de basura en los camposantos del ayuntamiento o el plan de tráfico en el ámbito de los cementerios de San Amaro y de Lérez, que se activará el mismo 1 de noviembre, día de Todos los Santos.

 El departamento que gestiona la concejala Carme Fouces acomete para ello trabajos de jardinería, limpieza y desbroce en San Amaro, Bora, Campañó, Lourizán y Ponte Sampaio.

Las actuaciones que se llevan a cabo incluyen la poda de los árboles y tala de las que se encuentren en mal estado; recortes de setos y plantas (camelias, rosas, etc..); siegas de la hierba y el desbroce de la parcela de 5.000 m2 del cementerio de San Amaro.

También se realizan plantaciones de temporada; limpieza con agua a presión de la zona pavimentada de los cementerios, de elementos de mobiliario y otros.

Los trabajos de acondicionamiento se extienden, asimismo, a la limpieza de los canalones de recogida de agua, arreglo de los socavones en las calles de tierra de los cementerios, revisión de las tapas de registro existentes en estos espacios y reposición de las necesarias.

La Concejalía que encabeza Carme Fouces acomete trabajos de jardinería, limpieza y desbroce en San Amaro, Bora, Campañó, Lourizán y Ponte Sampaio. Se vigilan los pavimientos y tapas de registro para evitar caídas y se refuerza la recogida de basura

 Este trabajo de mejora de los pavimentos y vigilancia de los viales para que no haya obstáculos “que se realiza a lo largo de todo el año cobra mayor importancia el Día de Difuntos por la gran afluencia de gente a los cementerios, con el fin de evitar tropiezos, caídas, etc”, recuerdan los portavoces municipales.

Trabajos de mejora en el cementerio de San Amaro

También se llevan a cabo en estos días la reposición de la iluminación pública y otros trabajos de mantenimiento general, que puedan ser detectados.

En paralelo, se acometió esta semana el bacheado de la calle San Amaro, la que se acerca al cementerio más concurrido del Concello, para resolver pequeños problemas que presentaba el pavimento.

“Igual de importante”, añaden las mismas fuentes, “es el refuerzo del servicio de limpieza en los camposantos de Pontevedra, que en estas semanas incrementan el número de colectores para recoger los residuos”.

Éstos aumentan en estas fechas de un modo muy significativo debido a la limpieza que realizan los particulares de sus nichos o panteones. A mayores, el servicio de recogida de basura está realizando una retirada diaria en estos días previos a 1 de noviembre para que estos espacios den servicio en las mejores condiciones a los vecinos que se acerquen a recordar a sus difuntos.