Seis años después del viaje a Navarra y País Vasco en donde se gestó el origen del Plan Revitaliza de compostaje, la Diputación de Pontevedra se propone ahora llevar a los concellos de la provincia a Cataluña para que conozcan sobre el terreno sus diferentes modelos de recogida y gestión de residuos.

Así lo anunció ayer el vicepresidente de la institución provincial, César Mosquera, que participó en la Xornada Aberta sobre Residuos organizada por la Diputación y en la que estuvieron presentes técnicos de la Agència de Residus de Catalunya (ARC) y explicaron algunas de las ventajas e inconvenientes de su sistema.

Mosquera puso en valor la importancia de compartir conocimiento entre Pontevedra y Cataluña e insistió en que la Diputación está decidida a apoyar y a asesorar a los municipios de la provincia para que consigan los objetivos de reciclaje marcados por la Unión Europea.

En este sentido, el vicepresidente de la Diputación indicó que “é para nós unha obriga. Temos que centrarnos en 2023 como data límite” y recordó que están abiertas las subvenciones para redactar ordenanzas fiscales y de gestión municipales.

En la jornada, el director de Planificación Estratéxica de la ARC, Francèsc Giró, expuso la evolución del modelo de gestión de residuos implantado en Cataluña en los últimos 30 años.