El Concello ejecuta obras de emergencia por 180.000 euros en el barrio de Fontesanta desde hace unas semanas para reparar dos muros de contención, uno de ellos de cien metros de largo, y los servicios que pasaban por ellos, después del desplome de uno de ellos y el otro amenazaba también con caerse. La obra consiste en reemplazar los muros, enterrar los servicios eléctricos y canalizar el agua de lluvia. La creación de los muros permite ensanchar las vías de acceso, duplicando los accesos a las viviendas, que en muchos casos tenían dificultades para maniobrar con los vehículos. La intervención, que está muy avanzada, se completará en un plazo de quince días si persiste el tiempo, según el Concello, y concluirá con la reconstrucción de una escalera que permeabilizará el tránsito interior de las viviendas, la pavimentación de la vía y la colocación de barandillas.