La Sociedade Cultural Deportiva Raxó denunció ayer la “tala indiscriminada” de pinos efectuada en Monte Baldío y que atribuye al Concello, en concreto a la concejala de Deportes, Marga Caldas. La entidad señala que los árboles se ubicaban en un monte de propiedad comunal que fue objeto de pleitos en el pasado con el Concello, pero que desde hace años su uso “siempre se llevó de manera consensuada y armónica entre los vecinos y el Concello”.

Sin embargo, ese clima se “rompió” con la decisión municipal, según la Sociedade, que ha emprendido una campaña informativa en Raxó.