Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área abandona al estado de emergencia del COVID con 47 casos activos, casi el doble que hace diez días

Preocupa la incidencia al alza en Caldas | La hostelería encara su plena apertura

El aforo de la hostelería ya no tiene limitaciones. Rafa Vázquez

El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, al igual que el resto de Galicia, abandona el estado de emergencia sanitaria con un total de 47 casos activos de COVID, tres más que en el jornada anterior, después de detectarse cinco nuevos contagiados y registrarse solo dos altas, según los datos aportados por el Sergas.

La comarca acumula diez días de goteo constante al alza en el número de contagiados, y casi hay el doble que el 13 de octubre, cuando se alcanzó la cifra más baja, con 26 casos. Ahora hay 21 más, a una media de dos nuevos cada jornada.

Pese a esta tendencia, la hospitalización continúa bajo mínimos, con una única persona ingresada en Montecelo, en concreto en su Unidad de Cuidados Intensivos. Además, Pontevedra y O Salnés es el cuarto distrito gallego con menos enfermos, por detrás de los 135 de A Coruña, los 71 de Vigo y los 68 de Santiago.

En todo caso, el Sergas mira con especial preocupación la evolución de la enfermedad en Caldas de Reis. Este municipio alcanza una incidencia acumulada a 14 días de 112 casos por cien mil habitantes, un nivel que no se registraba desde hace semanas. También se vigila la evolución de la pandemia en Pontevedra, Vilaboa y Moraña, si bien la situación es muchos menos preocupante.

En el otro lado de la moneda aparecen los seis municipios que no registran ningún enfermo nuevo desde hace dos semanas. Son los de Barro, Cuntis, Portas, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade y A Lama. Por su parte, Poio y Sanxenxo no cuentan con nuevos casos en los últimos siete días.

Con este panorama, la hostelería y el ocio nocturno ya puede contar desde este fin de semana con aforo prácticamente total y ampliación de horarios, si bien se mantienen medidas preventivas como la mascarilla o los certificados de vacunación.

Compartir el artículo

stats