Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El repunte del COVID toca a los colegios: nueve casos y un aula cerrada en el área

Pontevedra-O Salnés suma 42 contagiados tras una jornada con siete nuevos enfermos y una sola alta | Sanxenxo, libre de activos

Una protesta de profesionales de Atención Primaria. | // R. VÁZQUEZ

Es un goteo lento pero progresivo desde hace una semana. El número de enfermos de COVID en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés llegó ayer a 46, seis más que en la jornada anterior, tras detectarse siete casos nuevos y producirse una sola alta. Además, la falta de enfermos hospitalizados en planta en Montecelo fue un espejismo de apenas 24 horas ya que ayer volvía a haber una persona ingresada en hospitalización convencional y se mantiene otra en la Unidad de Cuidados Intensivos. Los 42 casos de ayer ya son 16 más que los registrados hace una semana, en un repunte que también se deja notar en los colegios. Según los datos aportados ayer por la Xunta, en toda Galicia hay 57 casos activos en centros escolares, de los que nueve corresponden al área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, con un aula cerrada. Son siete enfermos más que en el anterior balance, cuando tampoco había aulas clausuradas.

En cuanto a los municipios se detecta un ligero aumento de la incidencia en puntos como Pontevedra (que ayer tenía 19 casos activos), Vilaboa, Caldas, Moraña y Ponte Caldelas, mientras que en el lado positivo destaca el caso de Sanxenxo, que ayer alcanzó los cero casos tras muchos meses y con un difícil verano en el que la incidencia se disparó. Sin positivos detectados en las últimas dos semanas se encuentran Barro, Portas, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade y A Lama.

Piden el cese del gerente tras “esperas de 4 horas en A Parda”

La Delegación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM) ha solicita al conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, el cese inmediato del gerente del área Sanitaria de Pontevedra-O Salnés, José Ramón Gómez, por la “situación extrema de trabajo” a la que ha llegado el personal de las Urgencias Extrahospitalarias, de los Puntos de Atención Continuada (PAC) y de los Centros de Salud, “con turnos y agendas totalmente inasumibles”. El Sindicato Médico denuncia que durante el fin de semana “algunos pacientes tuvieron que esperar hasta cuatro horas para ser atendidos en algunos PACs como el de A Parda, por la permanente falta de personal que atraviesa la Atención Primaria desde hace años”, y recuerda la situación vivida este verano en el Punto de Atención Continuada de Baltar-Sanxenxo, “donde se llegaron a atender hasta 500 pacientes a la semana”. Los delegados sindicales en el Área de Pontevedra añaden que durante el verano se realizaron “más de 3.000 horas ‘voluntarias’, en muchos casos con avisos de apenas 24 horas para entrar de servicio y, en ocasiones, sin ni siquiera haber podido descansar 12 horas entre un turno y otro”.

Compartir el artículo

stats