Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mesa de diálogo del futuro de Ence llega en medio del debate para su adscripción al puerto

La ministra de Transición Ecológica tampoco estará en esta tercera reunión para tratar el futuro de la pastera | La Xunta solicita al Consello Consultivo un informe sobre la viabilidad de esta fórmula

Manifestación de trabajadores de Ence contra la anulación de la prórroga de la concesión. | // GUSTAVO SANTOS

La Subdelegación del Gobierno del Pontevedra acoge esta mañana la tercera cita de la mesa de trabajo sobre el futuro de Ence, después de la sentencia de la Audiencia Nacional que declara nula la prórroga de la concesión de Costas a la empresa en Lourizán y pone en riesgo de cierre a esa planta. La reunión contará con la presencia de todas las partes implicadas, desde el gobierno central hasta la Xunta, el Concello y los trabajadores, pero una vez más la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, será la principal ausente, ocupando su lugar el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán; por el momento no se ha confirmado si participará el presidente de la compañía, Ignacio Colmenares, al que sustituiría previsiblemente Antonio Casal, responsable de la empresa en Galicia.

Este nuevo encuentro se produce en pleno debate sobre la adscripción de Ence a la Autoridad Portuaria de Marín. En este sentido, la Xunta ha solicitado al Consello Consultivo de Galicia la emisión de un informe sobre esta alternativa que solucionaría la amenaza de cierre de la fábrica, con la consiguiente destrucción de alrededor de 500 puestos de trabajo. Concretamente, la administración autonómica pide que se valore la posibilidad jurídica de modificación de zona de servicio del puerto de Marín con el fin de incorporar a esta el tramo de dominio público marítimo-terrestre “en el que actualmente se encuentran las instalaciones de la empresa Ence (...) dadas las excelentes condiciones de accesibilidad, tanto viarias como ferroviarias, y conectividad marítimo-terrestre que ofrece, dada su proximidad al recinto portuario y la ventaja competitiva que ello supone en cuanto a costes operacionales”, según indicó la propia Autoridad Portuaria en la información remitida a la Xunta.

En el informe elaborado por el puerto de Marín se señala que los efectos de la posible anulación de la citada concesión “produciría una reducción drástica de la flota de transporte y de sus servicios auxiliares, mermando la capacidad logística de la que dispone el Puerto. Esta desaparición tendría, además de en el tráfico portuario, unas importantes consecuencias económico-financieras, de competitividad y de carácter social”.

Así, la Xunta destaca que se estima necesario contar con un criterio jurídico sobre la posibilidad de ampliación de la zona de servicio del puerto incorporando los terrenos de Ence para destinarlos a usos complementarios relativos a actividades logísticas y de almacenaje y los que corresponden a empresas industriales o comerciales cuya localización en el puerto esté justificada por su relación con el tráfico portuario, el volumen de los tráficos marítimos que generan o por los servicios que prestan a los usuarios del puerto. Se trata, según la administración gallega, de una “cuestión que reviste trascendencia para la Comunidad Autónoma dada la importancia económica de dicho puerto”.

En la solicitud del informe al Consello Consultivo de Galicia, la Xunta pide también que se tenga en cuenta, “en particular, la falta de continuidad física” entre el tramo en el que se encuentra la fábrica pastera y la actual zona de servicio del puerto, “así como de la ocupación actual de esa franja de terreno por las instalaciones de la empresa Ence”.

Según los datos de los que es conocedora la Administración autonómica en virtud de la información suministrada por la dirección del Puerto de Marín, un volumen notable del tráfico portuario es el generado por empresas, “prácticamente el 100% de la carga se vincula con empresas industriales”. Asimismo, el citado escrito concluye que “el tráfico de pasta de papel supone cerca del 19% del tráfico total del puerto de Marín, es la principal mercancía en movimiento de exportación y representa más del 60% de la carga convencional. El número de escalas de buques de pasta de papel es de unas cien anuales”.

Fearmaga se personará en el recurso por la prórroga de la concesión

La Audiencia Nacional ha admitido la personación de la Federación Empresarial de Aserraderos y Rematantes de Galicia (Fearmaga) como parte legitimada para interponer recurso de casación contra la sentencia que anuló la concesión de prórroga de la actividad de la fábrica de Ence en Lourizán. Así lo confirmó Fearmaga en un comunicado, en el que informa que presentará recurso de casación ante el Tribunal Supremo para defender la continuidad de Ence en su actual ubicación, al tratarse de “una empresa tractora para la industria forestal” y “comprometida con el desarrollo del medio rural en Galicia”.

La Federación señala que Ence, en conjunto, supone una facturación de 2.000 millones de euros, exporta por valor de 700 millones de euros y supone el 12% del empleo industrial de Galicia. Asimismo, considera que el sector “necesita mantener todas las instalaciones industriales activas” como garantía de que las pequeñas y medianas empresas “puedan aportar un valor económico para los propietarios forestales”. “De este modo, contribuye a fijar población en el medio rural y luchar contra el abandono”, zanjan.

Compartir el artículo

stats