Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las fiestas dejan un balance policial de 114 denuncias por incumplir las normas

Aglomeración en la Praza de Galicia, durante las fiestas, denunciada por el PP local. PP Pontevedra

Las fiestas grandes de la ciudad llegaron a su fin este pasado fin de semana y es momento de hacer balance. Para el Concello de Pontevedra, los diez días de intensa programación con motivo de las Festas da Peregrina han sido un “éxito”, en el que según destacó la concejala de Festas, Carme da Silva, “a inmensa maioría da poboación cumpriu as medidas postas en marcha por mor da pandemia do COVID”.

Así lo aseguró en la jornada de ayer la portavoz municipal en una intervención en la que también dio cuenta de las diferentes sanciones interpuestas por la Policía Local de Pontevedra durante los días de fiesta y que, principalmente, estuvieron relacionadas con el incumplimiento de las normas preventivas frente al coronavirus.

En concreto, la concejala nacionalista detalló que fueron tramitadas 45 denuncias por no llevar mascarilla y que, tras ser advertidas, se negaron en “reiteradas ocasións” a ponérsela. Asimismo, se registraron otras 33 denuncias por reuniones de personas no convivientes pasada la una de la madrugada. Según explicó la concejala de Festas, “eran festas privadas que se están levando a cabo sen ningún tipo de medida contra COVID, nin distancia de seguridade e sen máscaras”.

A inmensa maioría da poboación cumpriu as medidas postas en marcha por mor da pandemia do COVID

decoration

Entre las sanciones durante las Festas da Peregrina, la Policía Local de Pontevedra también denunció a 14 personas por consumir bebida en la vía pública, así como a una persona por fumar sin respetar la distancia de seguridad. Este último incidente tuvo lugar durante la celebración de un concierto y tras negarse a dejar de fumar se procedió a la sanción y a su expulsión de la actuación musical.

Si bien la mayor parte de las personas sancionadas acataron las indicaciones de los efectivos de la Policía Local, hubo cinco personas que no solo cometieron una infracción, sino que además faltaron al respeto a los agentes de la autoridad, de manera que se procedió a sumar otra denuncia además de la inicial.

Carme da Silva también informó que siete establecimientos acabaron denunciados por la venta de alcohol a menores, mientras que otros nueve locales de ocio fueron sancionados por no respetar las medidas preventivas contra el COVID.

En concreto, tres incumplieron horarios, uno fue denunciado por venta de alcohol a menores, otro por disponer una barra en el exterior del local y otro por el incumplimiento de horarios y medidas anti-COVID en general, ya que había gente en la barra, con más aforo del permitido y sin adoptar las medidas de seguridad más básicas. A mayores, los agentes procedieron a desalojar otros dos locales por cuestiones de aforo y otro por diferentes infracciones.

Críticas por falta de medidas

El PP local también se sumó a realizar un balance de las fiestas. Así, la concejala popular Pepa Pardo criticó la “falta de medidas preventivas contra el COVID y de seguridad”, afirmando que estas han estado presentes en todas las celebraciones, especialmente en el entorno de las actuaciones musicales, según señalaron los portavoces del PP municipal.

En este sentido, Pepa Parda denunció que “ha habido grandes aglomeraciones antes, durante y después de los conciertos”, haciendo referencia en particular a los conciertos llevados a cabo tanto en la Praza de España como en Campolongo, donde las imágenes de “botellones y aglomeraciones nos han dejado muy preocupados”.

Para la concejal popular, la falta de previsión y adopción de medidas preventivas “ha brillado por su ausencia por parte de un Concello que ha estado de brazos cruzados durante toda la pandemia”, concluyó Pardo.

Compartir el artículo

stats