Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio de la vivienda de alquiler creció un 6% desde el mes de enero

Fotocasa señala a las Rías Baixas como la zona gallega con las rentas más altas | “La demanda es ascendente”, indica Aviturga

Cartel de alquiler en un piso del centro de Pontevedra. | // GUSTAVO SANTOS

Las Rías Baixas concentran los municipios donde más ha crecido el precio medio de la vivienda en alquiler durante el segundo trimestre del año en Galicia. Por provincias, Pontevedra se sitúa entre las 36 que experimentaron subidas trimestrales, con un incremento de los recibos por encima del 6%.

Se trata de datos del índice inmobiliario Fotocasa, el portal inmobiliario líder, que constata que si en Pontevedra han aumentado significativamente de precios los alquileres, en el conjunto de España el precio de estas rentas cayó un 0,1% en el primer semestre y hasta un 3,5% en el registro interanual.

El aumento de los precios hace referencia además al periodo vinculado a las restricciones sanitarias, confinamientos etc. Con el arranque de la temporada de verano, los alquileres experimentaron un crecimiento exponencial y de hecho en Sanxenxo, el epicentro turístico de las Rías Baixas, esta demanda creciente es responsable en buena medida del gran éxito de la ocupación turística en julio.

Durante el pasado mes la ocupación se situó en Sanxenxo en un 75%, según datos del Consorcio de Empresarios Turísticos, que señala a los apartamentos de alquiler como el producto más demandado por el turismo con los camping. En ambos casos la clientela valora especialmente la independencia y la autonomía que brindan estas modalidades de alojamiento.

“La demanda es ascendente”. Es también la conclusión de la presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga), Dulcinea Aguín, que incide en que “ahora mismo gracias a esas viviendas de uso turístico Pontevedra tiene el índice de visitantes que tiene, porque la gente no está yendo a hoteles”.

Así, los más de 500 euros que abona al mes un profesional alquilado para todo el año, se convierten este mes en 150 euros por día en Raxó.

En Sanxenxo, el epicentro turístico de las Rías Baixas, esta demanda de alquiler creciente es responsable en buena medida del gran éxito de la ocupación turística en julio

decoration

En las Rías Baixas en general el turismo está tirando sensiblemente de los precios en las últimas semanas, en un escenario que ya registraba un alza continuada. Esta progresión difiere de la media española, porque en el conjunto del Estado ya en enero de este año se detectó el primer parón del crecimiento interanual en los alquileres tras subidas continuadas desde el verano de 2015.

A finales del pasado mes de junio el precio medio de la vivienda en la provincia se situaba en 8,66 euros por metro cuadrado, es decir, unos 510 euros mensuales por un apartamento de 50 metros cuadrados, mientras que en el conjunto de Galicia era sensiblemente los 7,34 euros por metro cuadrado. Es una de las comunidades más baratas de España con Castilla-La Mancha (6 euros metro cuadrado al mes) y Extremadura (5,55 euros).

Fotocasa, que cuenta con 1,5 millones de inmuebles de segunda mano, promociones de obra nueva y viviendas de alquiler, constata que a larga distancia de Pontevedra se sitúan los precios de los alquileres en A Coruña, que cifra en 7,49 euros por metro cuadrado; seguida de Lugo (5,78) y Ourense (5,75%).

A finales del pasado mes de junio el precio medio de la vivienda en la provincia se situaba en 8,66 euros por metro cuadrado, es decir, unos 510 euros mensuales por un apartamento de 50 metros cuadrados

decoration

Se trata exclusivamente del sector privado, ya que en España la vivienda pública en alquiler tiene un papel irrisorio. Solo llega al 1,6% de los hogares (cuando las viviendas en alquiler suponen un 18% del total) y representa el 2,5% de vivienda social sobre el total del parque residencial, frente al 9,3% de la media de la UE, según datos del Observatorio de Vivienda y Suelo del Ministerio de Transporte.

La evolución de la promoción de la vivienda social no hace sino revelar un total desinterés de las administraciones en los últimos años, décadas perdidas para generar un verdadero parque de alquiler público en el que sí se pudiese intervenir sobre una hipotética alza de precios. Baste un dato: según ese registro del Observatorio de Vivienda, en el año 1980 el 46,8% del total de las viviendas construidas en España eran sociales, mientras que en 2019 el porcentaje era del 8,5.

Compartir el artículo

stats