Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Luis patón | Responsable de comunicación de Hisagal

“La restauración ha comprado todo tipo de productos, muchos sin los estándares de calidad”

Una empresa profesional de medidores de CO2 explica cómo deben usarse y por qué no todos son fiables

Juan Luis Patón con medidores y purificadores de aire. | // RAFA VÁZQUEZ V. Bustamante

Esta pandemia ha puesto en nuestro día a día y en el trabajo una gran cantidad de nuevos accesorios para nuestra salud. En este sentido uno de los sectores que más se ha tenido que adaptar es la hostelería y la implantación de medidores de CO2, obligatorios para poder ofrecer el turno de cenas en restaurantes y taperías así como los purificadores han sido algunos de ellos. Pese a su gran demanda, su funcionamiento aún es muy desconocido. Hisgal, distribuidor de Sanity Air, es una de las principales empresas de Pontevedra en este ámbito.

–¿Cómo ha sido la demanda de medidores desde que son obligatorios?

–Sí. Hubo una avalancha de pedidos cuando a los restaurantes se les dio la opción de poder abrir hasta las 23.00. Y ahora, ha vuelto a notarse un aumento cuando la Xunta ha publicado las nuevas normas para el resto de locales de hostelería. Imaginamos que pasará lo mismo cuando se permita abrir el ocio nocturno, y también creemos que su uso se extenderá a otros muchos espacios donde coincidan a la vez grupos de personas.

Pero vemos que hay una gran confusión en el mercado por la ausencia de un normativa clara sobre las características técnicas que deben cumplir los sensores de CO2. El sector de la restauración ha comprado todo tipo de productos, muchos de ellos sin los estándares de calidad mínimamente exigibles.

–¿Cómo funcionan los medidores?

–Un medidor de CO2 es un dispositivo que sirve para controlar la calidad del aire en un espacio interior. La calidad del aire, tomando como referencia el nivel de dióxido de carbono, ya que a nivel de usuario, por coste, no podemos medir otros niveles, como por ejemplo la flora bacteriana, virus u otros patógenos. El equipo hace mediciones cada pocos segundos, actualizando la información. De lo que debemos ser conscientes es que un medidor no mejora la calidad del aire; solo sirve para medirla. Es necesario actuar cuando los niveles aumentan intentando renovar el aire y, si no es posible, es necesario tratar el aire mediante purificadores de aire para esterilizar el mismo.

–¿Qué tecnología usan?

–Nuestros dispositivos Sanity Air utiliza sensores NDIR (non-dispersive infrared). Infrarrojos (IR) que llevan las ondas de luz a través de un tubo con aire, hacia un filtro óptico frente al detector de luz IR. El detector de luz IR mide la cantidad de luz IR que pasa a través del filtro óptico. El nivel de dióxido de carbono se calcula midiendo la diferencia entre la cantidad de luz irradiada por la lámpara IR y la cantidad de luz IR recibida por el detector.

"Por encima de 800 ppm sería aconsejable renovar el aire con aire limpio para volver a los niveles recomendados o como he dicho antes, tratarlo"

decoration

–¿Por qué algunos que se venden pueden no ser fiables?

–Por que el sensor es de baja calidad, derivando las medidas de manera amplia en el tiempo y no ajustándose a la realidad. Al igual que los purificadores, se están comercializando equipos que no cumplen con la finalidad para la que se adquieren. Por lo tanto, por muy poco que cuesten, es mejor no tener nada, ya que puede crear una falsa sensación de seguridad, con el peligro que ello conlleva.

Es importante acudir a profesionales que ofrezcan garantías documentadas con sus correspondientes certificados. La diferencia de coste entre los que cumplen con las homologaciones y los que no tiene ningún tipo de control se traduce en la fiabilidad de los datos. Necesitan estar calibrados adecuadamente y se deben hacer las pruebas pertinentes en diferentes espacios para comprobar que funcionan correctamente.

–¿Qué intervalo de valores serían óptimos?

–En medición CO2, la normativa europea situaba el valor máximo a nivel de salud en 3500 ppm. Con motivo de la pandemia, el aire en interiores se ha limitado a unas calidades de 700 o 800 ppm. En el exterior el nivel aproximado de CO2 es de 400 ppm. Por encima de 800 ppm sería aconsejable renovar el aire con aire limpio para volver a los niveles recomendados o como he dicho antes, tratarlo.

–¿Cuántos hacen falta según la superficie?

–Generalmente se instala uno en cada estancia, pero si se tratase de salas muy grandes habría que comprobar mediante varios equipos si la calidad del aire pudiera variar de una zona a otra.

–¿Dónde se recomienda colocarlos?

–Lo recomendable es situarlos a una altura del suelo de entre 1,5 y 3,5 metros, tratando de evitar corrientes de aire, fuentes de calor y la proximidad de personas, de 1 a 2 metros.

–¿Necesitan mantenimiento?

–Depende la tecnología. Todos hay que revisarlos periódicamente. Hay que comprobar la exactitud de los datos. Pero, mantenimiento como tal, no.

–¿Demandan también más purificadores?

–Creemos que muchos de los restauradores actualmente no van a cumplir con la nueva normativa de CO2 con las instalaciones de ventilación existentes, de manera que debería salir en breve una normativa que apoye la ventilación con sistemas de desinfección en los locales. Pensamos que todavía no hay suficiente concienciación de la necesidad de del aire que respiramos. No solo por lo que estamos pasando, sino por las innumerables enfermedades causadas por la mala calidad del aire. Los negocios están a la expectativa de las posibles normativas que se establezcan. Están esperando a que sea obligatorio.

–¿Cómo funcionan estos?

–La filtración de aire, y sobre todo la esterilización, representan una medida integral de limitación de riesgos de contagios. Estos equipos esterilizan el aire mediante un sistema de luz ultravioleta tipo C (UVC), esterilizando el aire de virus y bacterias con un 100% de eficacia certificada. El funcionamiento es simple pero a su vez efectivo; el equipo aspira el aire de la sala, lo filtra mediante filtros de carbón activo y celulosa, lo esteriliza mediante una potente fuente de luz ultravioleta de la gama C y lo devuelve a la estancia limpio y 100% esterilizado.

Compartir el artículo

stats