Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma de Barcelos se iniciará tras el verano en el vial perimetral a la plaza

La primera fase beneficiará al tramo entre Perfecto Feijóo y la Rúa do Rouco, donde se ampliarán las aceras y se retirarán los adoquines | Se renovará el patio del colegio

Uno de los bocetos del proyecto de renovación de la plaza de Barcelos. | // FDV

La reforma de Barcelos comenzará tras el verano, en el vial perimetral a la plaza. Al mismo tiempo se retirará el transformador situado ante el colegio, para soterrarlo bajo el nuevo pavimento. El Concello también ha pedido propuestas a la comunidad escolar de Barcelos para reformar el patio escolar de este centro.

Lo anunció ayer el concejal de Obras Urbanas, Demetrio Gómez, asegurando que su departamento trabaja ya en la tramitación necesaria para iniciar los trabajos, una vez que el pasado lunes se aprobó en el pleno del Concello la modificación de crédito que incluye esta reforma. Además, “en los servicios técnicos ya comenzamos con la puesta en marcha de la primera fase, que se refiere a toda la calle perimetral que está en unas condiciones que precisa que se intervenga con cierta urgencia”, aseguró Demetrio Gómez.

El concejal explicó que en un primer momento se actuará en toda la calle perimetral de la plaza, desde Perfecto Feijóo hasta la calle de O Rouco, con una intervención que incluye la remodelación de todo este espacio de acuerdo con los estándares del modelo urbano de Pontevedra, es decir, dedicando el 70 por ciento del espacio para las personas y el 30 por ciento para los vehículos, además de la renovación de todos los servicios y la sustitución del actual pavimento de adoquín, para resolver de los problemas de accesibilidad que genera.

Transformador

El responsable de las obras urbanas indicó que esta actuación está presupuestada en 1.735.000 euros, a los que hay que añadir 176.000 euros que corresponden al traslado del transformador del colegio. Así, está previsto que paralelamente a la actuación en la vía perimetral de la plaza también se aborde el traslado del citado transformador fuera del recinto escolar, que quedará enterrado en una zona de la plaza frente al centro educativo.

En lo relativo al colegio de Barcelos, Demetrio Gómez también informó de que se están manteniendo reuniones con la comunidad escolar (la ANPA y el claustro de profesores) para recoger propuestas para la mejora del patio escolar del centro, que también se abordará en esta primera base de la actuación.

Proyecto

El proyecto básico para la reforma de la plaza de Barcelos fue presentado en enero y, en su totalidad, cuenta con un presupuesto que asciende a 5.792.987 euros.

La actuación completa está previsto ejecutarla en dos años y, en este momento, los servicios técnicos municipales están trabajando en el proyecto de ejecución de la primera fase. El diseño de la vía perimetral está concebido para favorecer los usos comerciales de los negocios instalados actualmente en el perímetro de la plaza, por lo que se rediseñó toda la circulación.

Esto supone la ampliación de las aceras, sobre todo en el borde sur, por ser donde se encuentran los negocios de hostelería, de cara a propiciar la instalación de terrazas.

En cuanto a los aparcamientos de servicios, quedarán colocados en la acera contraria a la que linda con el negocio, para interferir lo menos posible en su actividad.

En cuanto al tráfico, se mantendrá un único carril con entrada desde la calle Perfecto Feijóo y salida hacia calle Cobián Roffignac. Se mantendrán las actuales entradas y salidas del aparcamiento soterrado y desaparecerá la circulación desde la calle Benito Corbal hacia la calle San Antoniño.

El objetivo de la remodelación interior de la plaza es ampliar el espacio dedicado al juego infantil y al deporte, así como acondicionar la plaza al “modelo Pontevedra” adoptado en el resto del centro de la ciudad. “Estamos en un espacio central e histórico que hoy sirve como zona de parque y de encuentro vecinal en uno de los barrios más densos de la ciudad”, señaló en su momento el concejal de Obras, Demetrio Gómez, en la presentación del proyecto urbanístico del que insistió, “es el más ambicioso de la historia de este Concello”.

En el documento aprobado se contempla la instalación de una gran pérgola para dar sombra en el verano, el traslado de las áreas infantiles hacia una zona más central de la plaza y en la que se duplicará el espacio dedicado a este uso. También se cambia de ubicación y se incrementa el espacio dedicado a usos deportivos, que además de las pistas contarán con mesas para la práctica de tenis de mesa. Frente al centro educativo, se reserva suficiente espacio para ser usado como patio de recreo, uno de los puntos del proyecto que está sin cerrar a la espera de las propuestas de la comunidad educativa del colegio de Barcelos.

Otro de los puntos clave de la reforma es la que tiene que ver con el entorno del muro de Santa Clara y las entradas al aparcamiento subterráneo. “Es imprescindible que se integre con el entorno y sea respetuosa con el patrimonio”, señaló el concejal, por lo que se prevé la sustitución de las construcciones de las entradas actuales.

Compartir el artículo

stats