Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los drones reforestan los montes quemados de Borela a toque de “big data”

Un proyecto pionero inicia la recuperación de la zona y aspira a plantar más de 250.000 árboles | Esta tecnología permite acceder rápidamente a las zonas más complejas

Jorge Cubela, cogiendo algunas semillas. |  // FDV

Jorge Cubela, cogiendo algunas semillas. | // FDV

El trabajo con drones es la clave para la reforestación de los montes de Borela, en Cerdedo-Cotobade, tras los incendios de 2017. Una reforestación que comenzó ayer y que pretende llegar a otras zonas quemadas del municipio, queriendo alcanzar hasta los 250.000 árboles en un proyecto pionero en Galicia.

En la jornada de ayer se plantaron los primeros 10.000 árboles mediante drones que además permiten acceder a las zonas más complejas de los montes. El proyecto trabaja también con big data para analizar la información sobre la zona a reforestar y con semillas inteligentes de especies autóctonas.

El uso de esta tecnología permite que la plantación se realice con mayores garantías y eficiencia, independientemente del tipo de terreno. Además, se realizará también una plantación tradicional con árboles en el último trimestre del año.

En la plantación realizada ayer participaron el subdirector xeral de Espazos Naturais de la Xunta de Galicia, Tomás Fernández-Couto; el alcalde de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela, y representantes de Leroy Merlin, empresa impulsora del proyecto, el director Regional Zona Noroeste de Leroy Merlin, José Ramón Abad, y el responsable de Expansión, Alexandre Mignot.

Vuelo del dron que inició la reforestación. | // FDV

La empresa impulsa este proyecto a través de su campaña #UnRegaloParaLosBosques por el que convierte los “me gusta” de sus perfiles de redes sociales en árboles para plantar. Así, buscan concienciar sobre la protección de los bosques y recuperar montes quemados.

El proyecto, que continuará a lo largo del próximo año 2022, quiere continuar la plantación en los montes afectados de todo el término municipal en los incendios de hace cuatro años, llegando a más de 462 hectáreas de monte.

Los drones tienen un almacenaje donde guardan estas semillas para acceder a las zonas más complicadas y reforestar en pocos minutos grandes parcelas, haciendo mucho más sencilla la labor.

Compartir el artículo

stats