Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco pruebas piloto de verbenas servirán para ensayar la reactivación del sector cultural

La Xunta programa actuaciones con orquestas el 19 de junio en cinco concellos de las cuatro provincias con un máximo de mil asistentes

Presentación del protocolo para los eventos culturales, ayer, en el Café Moderno. | // GUSTAVO SANTOS

La Xunta de Galicia realizará el próximo 19 de junio cinco pruebas piloto con orquestas en cinco concellos diferentes –todavía sin confirmar en cuáles, pero será al menos uno por cada provincia– para ensayar el funcionamiento del protocolo que regirá la desescalada del sector cultural en la comunidad. Es la principal novedad de la propuesta que el Gobierno gallego presentó ayer en el Café Moderno de Pontevedra, en un acto en el que participaron, además de representantes del sector cultural, el vicepresidente autonómico, Alfonso Rueda; el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y el de Cultura y Educación, Román Rodríguez.

Fue este último el que explicó los pormenores del documento que servirá como hoja de ruta para la reactivación de los eventos culturales al aire libre en Galicia. Con la vista puesta en el mes de julio, la Xunta prevé un regreso progresivo de conciertos, verbenas, romerías, fiestas patronales y festivales de música, después de varios meses en los que se han tenido que reprogramar calendarios y adaptar algunos formatos debido a la actual situación de crisis sanitaria.

En el protocolo se diferencian dos tipologías de eventos según la afluencia de público que se planifique. Por un lado, los espectáculos de pequeño o medio formato, con un máximo de mil espectadores, y por otro, los de gran formato, con un tope de público inicial de 5.000 personas, pero que recintos de gran aforo, como puede ser Castrelos, en Vigo, el Monte do Gozo, en Santiago, o estadios de fútbol, se podría ampliar hasta las 10.000.

En este último caso de eventos de gran formato, el aforo permitido será del 50% del total de las instalaciones. Los asistentes tendrán que permanecer sentados y se ubicarán en grupos burbuja de mil personas, permitiéndose la agrupación de hasta seis, con una distancia de seguridad de un metro y medio entre las sillas. Estará permitido comer y beber y cada sector burbuja contará con entradas y salidas independientes.

En cuanto a los pequeños y medianos eventos, como verbenas, romerías, fiestas patronales o pequeños festivales y conciertos, el aforo será de un tercio de las instalaciones y será necesario un espacio de tres metros cuadrados por persona. Los asistentes podrán estar de pie y no podrán consumir ni comida ni bebida, tendrán que estar siempre con mascarilla y respetando una distancia mínima entre personas. A cambio se podrá bailar, pero juntos solo convivientes.

En cualquier caso, estos eventos tendrán que ser al aire libre y se tendrán que respetar unas normas comunes, como llevar un registro de asistentes, reserva de entradas, controles de acceso y salida, distancias de seguridad interpersonal, medidas higiénico-sanitarias y uso de mascarillas.

Tal y como explicó el conselleiro de Educación y Cultura, Román Rodríguez, la Xunta está pendiente de un protocolo similar que está elaborando el Ministerio de Cultura para evitar contradicciones entre los textos, pero han querido presentar cuanto antes su propuesta para que el sector pueda empezar a trabajar con antelación en la planificación de los eventos que tiene previsto organizar este verano.

Clave a nivel turístico y de promoción de Galicia

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, señaló que esta “desescalada con sentidiño” en el sector cultural “no va a ser volver a la actividad como antes de la pandemia, pero sí es un paso adelante para este verano”. El dirigente subrayó la importancia del sector cultural desde el punto de vista turístico y de promoción de Galicia.

Así, Rueda apuntó que el Gobierno gallego lleva tiempo trabajando para ofrecer a turistas y peregrinos un destino seguro, como se promocionó estos días en Fitur, con un Xacobeo con muchos actos descentralizados por toda la geografía gallega. En este sentido, destacó que medidas como el seguro coronavirus, dotado con 1,4 millones de euros, contribuirán a recuperar la confianza de los viajeros para escoger Galicia en este Ano Santo doble, que supone una oportunidad histórica para la reactivación de la economía y del sector cultural tras la pandemia.

Llamamiento para que los jóvenes vayan a los cribados

En el acto de presentación de este protocolo participaron también el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda. Ambos recalcaron la importancia de los cribados y la vacunación para poder alcanzar cuanto antes una situación lo más parecida posible a la normalidad prepandemia, haciendo especial hincapié en la población joven, principal público de estos eventos culturales, para que participen en los cribados y sean rigurosos con las medidas de seguridad e higiénico-sanitarias.

“Es importante destacar la importancia de acudir a los cribados. Hemos notado que hay poca participación, sobre todo de gente joven, que es el principal público de estos eventos. Además, este verano, cuando tengan lugar los conciertos y los festivales, los jóvenes todavía estarán sin vacunar, de ahí que insistamos en la importancia de guardar las medidas de seguridad”, recalcó Julio García, que recordó la necesidad de ser rigurosos con el uso de la mascarilla y de mantener la distancia interpersonal y las medidas higiénico-sanitarias, como el uso de gel hidroalcohólico.

Compartir el artículo

stats