Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Genética frente el cambio climático

Los estudios se centran en especies de posible interés forestal en un escenario de cambio climatico. FdV

Obtener materiales genéticos de coníferas de interés maderero, como la sequoia roja, el pino de Oregón, o la sequoia gigante, como posibles especies alternativas que ayuden a gestionar los montes gallegos en un escenario de cambio climático. Es el objetivo del plan de trabajo del Centro de Investigación Forestal (CIF) de Lourizán, que avanza en la revitalización de varios de sus bancos de genes forestales.

Se busca obtener mejoras en la lucha frente a plagas y enfermedades y anticiparse a las impredecibles condiciones derivadas del nuevo escenario. A estas alturas todas las proyecciones apuntan al incremento de las temperaturas, también de las olas de calor y a cambios significativos en las precipitaciones, entre otros factores que podrían incidir muy negativamente en las masas forestales gallegas.

“Se considera que Galicia y su sector forestal deben estar preparados y tener capacidad de obtener materiales mejorados de otras coníferas de interés forestal”, indican desde la Consellería do Medio Rural, de la que depende el CIF de Lourizán, “como posibles especies alternativas que puedan ayudar a superar problemas sanitarios y gestionar el cambio climático en los montes”.

Los investigadores realizan labores silvícolas para “poner en valor los bancos de clones”, señala la administración, de las citadas especies, que se propagan mediante estaquillado. “El objetivo es obtener copias del material de estos bancos para completarlos y crear nuevas réplicas en otros terrenos públicos, consiguiendo de este modo su rejuvenecimiento y conservación”.

El CIF de Lourizán, recuerdan las mismas fuentes, cuenta con bancos únicos en España que significan “un valor añadido en materia de mejora genética”. Destacan los recursos genéticos de reserva de esas tres especies gigantes (figuran entre los árboles más altos del mundo), hoja perenne, de crecimiento rápido y que se instalaron en los años 1989 y 2002.

Compartir el artículo

stats