Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos quieren destapar ya Os Gafos y el Concello apela a un proyecto “más ambicioso”

El concejal explica que el plan para “renaturalizar” el río ronda los diez millones de euros y que las planchas de refuerzo del paseo serían una solución provisional de “unos miles”

El paseo sobre el río Os Gafos en Campolongo está vallado. |   // GUSTAVO SANTOS

El paseo sobre el río Os Gafos en Campolongo está vallado. | // GUSTAVO SANTOS

El plan para reparar de forma provisional el paseo de Os Gafos en Campolongo con planchas de hormigón ha desatado una polémica, al demandar la oposición municipal (PP) que “no se derroche” en soluciones eventuales y se aborde ya el proyecto para destapar el cauce del río a su paso por este barrio. Pero el Gobierno local de Pontevedra recuerda que la “renaturalización” del río y su entorno es un proyecto muy ambicioso, a desarrollar en varias fases y con la ayuda económica de varias administraciones.

De hecho, este plan se valora en unos “8 o 10 millones de euros” –estima el concejal de Medio Natural, Iván Puentes–, mientras que el refuerzo del paseo con planchas de hormigón tendría un valor de unos miles de euros, al margen de que esas planchas (movibles) se podrían reutilizar para otras obras urbanas.

El río Os Gafos canalizado bajo Campolongo

Pero el colectivo vecinal que viene promoviendo desde hace dos décadas la protección de Os Gafos, Vaipolorío, defiende que la recuperación de la zona se inicie cuanto antes y no se remita a proyectos futuros. En todo caso, la solución de las planchas de hormigón para reforzar el paseo actual es “un asunto urbanístico”, dice el presidente del colectivo, Gonzalo Sancho, que se sitúa al margen de las reivindicaciones ambientalistas de esta agrupación.

Vaipolorío aspira a que Os Gafos "resucite" en este tramo

decoration

“Vaipolorío, como asociación medioambiental aspira a que se destape el río, que se gane el entorno fluvial y que Os Gafos resucite en ese tramo urbano” –explica Sancho–, pero la decisión de arreglar el paseo de forma provisional “es una cuestión urbanística” que compete a los técnicos. En todo caso, “si alguien dijo en su momento que el cierre del paseo era una excusa para destaparlo ya, ahora parece que el proyecto va para largo”, ironiza Sancho Blanco.

Solución

Por su parte, el concejal de Medio Natural, Iván Puentes, recordaba ayer que las planchas de hormigón para cubrir el paseo dañado suponen una solución provisional aportada por los servicios técnicos, sobre la que todavía no hay una decisión definitiva, y cuyo coste sería ínfimo si se compara con el proyecto para recuperar el entorno natural del río, que se extendería a varias fases, que requeriría la colaboración económica de varias administraciones y que no consiste solo en levantar el paseo de Campolongo, sino en recuperar el río, sus márgenes, su vegetación de ribera, etc. Es decir, un proyecto a largo plazo, con un coste de “8 o 10 millones de euros” que supondrá “una transformación absoluta del barrio”, dice Puentes.

El proyecto se propone recuperar el río, sus orillas y su vegetación de ribera

decoration

Este ambicioso proyecto estará redactado este año y tras su aprobación se podría iniciar la obra, cuya parte principal estaría realizada en este mandato municipal. El Concello dispone ya de una reserva de 600.000 euros de los Fondos Edusi de la Unión Europea para comenzar los trabajos y negocia con otras administraciones la financiación y los permisos necesarios para poner la obra en marcha.

“Levantar el paseo sin más supondría dejar un canal abierto entre muros, con un gran problema de seguridad”

Ante el cierre del paseo sobre Os Gafos en Campolongo, por los problemas detectados en los pilares que lo sostienen desde hace 50 años, al Concello se le plantean tres soluciones, como explica el concejal Iván Puentes. La primera, “irreal”, sería dejarlo así, vallado, hasta que se inicie el proyecto de recuperación del río. Las soluciones realistas serían retirar la losa del paseo y dejar el río abierto en un canal entre paredes, con los consiguientes problemas de seguridad (en la inmediaciones hay varios colegios) y, por último, situar sobre el paseo deteriorado losas de hormigón provisionales y movibles, sobre las que los peatones podrían transitar, y que se retirarían una vez que se acometa el plan de recuperación del río.

El paseo sobre Os Gafos vallado en Campolongo

Este plan –sigue el concejal– no consiste simplemente en destapar el río, sino en recuperar sus márgenes, sus orillas y su vegetación, en unas laderas suaves que permitirían incluso bajar al cauce. Un proyecto, en definitiva, mucho más ambicioso que retirar la losa que cubre el cauce y que supondrá “una transformación absoluta del barrio”, como explica el concejal socialista.

El plan supondrá “una transformación absoluta del barrio”

decoration

En todo caso, Iván Puentes recuerda que la propuesta de colocar planchas de hormigón es la solución más factible aportada por los técnicos y también la más barata, dado que destapar el río sin más requeriría instalar unas barandillas provisionales en el canal, para evitar caídas, que serían mucho más costosas que dichas losas movibles. Además se tendrían que habilitar dos pasos laterales para los peatones.

“Igual que con la peatonalización, se verá la mejora”

La aspiración del colectivo cívico y ambientalista Vaipolorío es recuperar la zona natural del cauce de Os Gafos en Campolongo, con un proyecto con el “que estamos convencido de que la zona va a ganar mucho en todos los sentidos”, dice su presidente, Gonzalo Sancho. “Me recuerda a la polémica de la peatonalización: hubo en sus días muchas quejas y muchas advertencias de que todo iba a ser peor, pero desde entonces no he oído decir a nadie que estaba equivocado, o reconocer el error de lo dicho en su momento, porque lo cierto es que la ciudad ganó mucho”, apunta Sancho, quien recuerda que “argumentos en contra de la peatonalización se escucharon en mítines, en los medios de comunicación, en las terrazas de los bares, en ámbitos familiares, pero ahora que todo el mundo valora el cambio de Pontevedra no le oí decir a nadie que estaba equivocado” y en este sentido entiende que la retirada del paseo sobre Os Gafos “al final se verá la mejora y es algo que vamos a agradecer todos”.

Reclaman que se complete el saneamiento

Vaipolorío sigue demandando que se complete la red de saneamiento de Os Gafos. Gonzalo Sancho indica que con las lluvias se verán de nuevo vertidos y la necesidad de las obras del alcantarillado. Se suspendieron porque la empresa adjudicataria quebró, por lo que habrá que licitarlas de nuevo, pero los ecologistas se quejan de que si los vertidos se produjeran en medio de una calle ya se estaría trabajando en ello y se arreglaría cuanto antes, pero si los vertidos se producen en la naturaleza, en un río, es menos visible y por lo tanto no hay tanta prisa para solventarlo. “Ya está bien de vertidos a este río; eso es algo que hay que afrontar de una vez por todas”, concluye Sancho.

Compartir el artículo

stats