Paliar los efectos que la crisis del coronavirus ha aparejado para diferentes empresas ligadas al Puerto de Marín. Es el objetivo del programa de medidas que aprobó el consejo de administración de la Autoridad Portuaria, un plan de acciones económicas con el que se busca ayudar a pasar la pandemia con los menores costes laborales y de resultados.

Los portavoces de la Autoridad Portuaria destacan que se trata de un paquete de resoluciones sobre las medidas, aprobadas por el consejo de administración el pasado año, para la reducción de tasas en autorizaciones y concesiones del Puerto, otorgadas según lo previsto en el Real Decreto Ley 26/2020.

Entre ellas, añaden, “se aprobó aplicar reducciones en tasas de ocupación, en tasas de actividad y en la actividad mínima o tráficos mínimos de varias empresas solicitantes”.

El presidente de la Autoridad Portuaria, José Benito Suárez, informó a los miembros del consejo de los movimientos de tráfico portuario en los dos primeros meses del año, donde se registró un incremento del 1,10% con respecto al año anterior.

El equipo encargado de la administración del Puerto de Marín también aprobó la enajenación de una embarcación en situación de abandono y el pliego que regirá el procedimiento. “Se trata de una embarcación semicabinada polivalente, sin motor y en estado de deterioro”, indican las mismas fuentes.

Son novedades que se suman a la derivada de la reciente visita de la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, que visitó el Puerto de Marín en compañía del presidente de la Autoridad Portuaria y la alcaldesa de Marín, María Ramallo, para conocer la nueva estación meteorológica del espacio portuario.

Ya pueden consultarse los datos de esta estación se integra a través de un convenio en la red de Meteogalicia para proporcionar información medioambiental y climática y contribuir a la seguridad de los puertos a través del sistema de avisos de fenómenos meteorológicos adversos.