Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En libertad los dos detenidos por agredir a dos policías tras pedirles que usaran la mascarilla

Uno de los agentes precisó asistencia hospitalaria tras golpearse la cabeza al ser empujado al suelo y recibir allí golpes y patadas | Otro agente sufrió contusiones

Uno de los policías quedó en el suelo tras la agresión. |   // CEDIDA

Uno de los policías quedó en el suelo tras la agresión. | // CEDIDA

Los dos individuos de 24 y 30 años de edad que fueron detenidos por agredir violentamente a un agente de la Policía Nacional a última hora de la tarde del jueves en la avenida de Vigo de Pontevedra quedaron ayer en libertad con cargos tras ser puestos a disposición del juzgado de guardia de la ciudad del Lérez.

Según explican fuentes de la Comisaría, los hechos se produjeron sobre las 20 horas cuando un agente que estaba fuera de servicio recriminó a un grupo de personas que se encontraban en la avenida de Vigo que no estaban haciendo uso de la mascarilla, como establecen las actuales normas sanitarias en vigor. Al parecer, estas personas reaccionaron de forma airada a la petición del policía que, ante esta situación, decidió solicitar el apoyo de sus compañeros de servicio en la Comisaría.

Ánimos alterados

Cuando los agentes uniformados llegaron con varias patrullas al lugar fue cuando los ánimos de este grupo de personas se encresparon todavía más y uno de los policías intervinientes sufrió una agresión al ser empujado y golpearse la cabeza contra el suelo. Allí recibió más golpes y patadas por parte de este grupo lo que motivó la movilización desde Comisaría de más unidades policiales para reprimir la agresión.

Finalmente fueron detenidos los dos principales agresores como autores de un delito de atentado a la autoridad. Fuentes del sindicato SUP explicaron que un segundo agente resultó herido también con contusiones.

El policía nacional que resultó peor parado tuvo que recibir asistencia hospitalaria y presenta lesiones cervicales que obligaron a ponerle un collarín y una mano vendada, además de permanecer una larga temporada de baja médica.

Sindicatos policiales como el propio SUP ya mostraron su condena a estos hechos a través de las redes sociales y ponen sus servicios jurídicos a disposición del agente lesionado y de los compañeros que participaron en el operativo como es habitual en este tipo de agresiones.

Compartir el artículo

stats