En dos años, 2019 y 2020, el Concello de Marín ha concedido medio centenar de licencias para reformar o construir una casa en el rural, unos datos que evidencian, según la administración municipal, que la villa “tiene un rural vivo y activo con oportunidades que ofrecen calidad de vida tanto a los vecinos que ya son de la zona como a aquellos que busquen un espacio en el que construir su nuevo hogar”.

El Gobierno local asegura que “en los últimos tiempos se ha incrementado la recepción de peticiones y de apertura de expedientes para reformar o construir una vivienda en algún punto del rural marinense”.

“Se evidencia que existe una demanda importante por vivir o continuar viviendo en nuestro rural"

El objetivo es captar nuevos habitantes y con las peticiones de licencia “se evidencia que existe una demanda importante por vivir (o continuar viviendo) en nuestro rural, apostando por las oportunidades tanto laborales como de calidad de vida que ofrece nuestro entono más allá del caso urbano”, indican desde el Concello.

Éste asegura que “con la llegada de la pandemia y el impulso del teletrabajo en muchas profesiones, esta tendencia se acentuó”, de modo que el Concello que espera que los siguientes datos de licencia profundicen en esta tendencia.

El concelleiro de Medio Rural, Pablo Novas, señala a propósito de la dotación de servicios que “todo el esfuerzo inversor que se está realizando en el rural” a nivel de mejora de saneamiento o de abastecimiento, “como en el caso del alumbrado, que en muchos casos fue renovado para cumplir con los estándares de ahorro, e intensificado en algunos lugares”.