Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La EDAR de Os Praceres, la depuradora gallega que peor funciona

Según Ecologistas en Acción, la estación presenta incumplimientos “continuados” en los tres parámetros de su vertido analizados

La depuradora está actualmente en obras para mejorar sus prestaciones | . // GUSTAVO SANTOS

La depuradora está actualmente en obras para mejorar sus prestaciones | . // GUSTAVO SANTOS

Las necesidades de mejora de la estación depuradora de Os Praceres es algo que nadie pone en duda, no en vano, su reforma y posterior ampliación son proyectos que están ya en marcha y se consideran prioritarios por el Gobierno gallego. No obstante, si todavía había dudas al respecto sobre ello, un informe elaborado por Ecologistas en Acción en el que se analizaron 288 depuradoras del litoral español sitúa a la estación de augas residuales de Pontevedra como la que peor funcionamiento presenta en toda Galicia.

Según el análisis de Ecologistas en Acción, basado en los datos proporcionados por la propia Xunta de Galicia, la EDAR de Placeres registró incumplimientos de los requisitos establecidos para los vertidos de las aguas residuales en los tres indicadores que se midieron. Además, lo hizo de forma reiterada, en casi todos los meses del año 2019. Requisitos establecidos en la directiva marco del agua de la Unión Europa como en el Real Decreto 509/1996 referido al tratamiento de aguas residuales urbanas. “En Galicia es, sin duda, la que peor está”, explica Cristóbal López, portavoz de Ecologistas en Acción. “Simplemente no va, no funciona”, añade, subrayando que Os Praceres parece que ha tomado el relevo de la antigua depuradora viguesa del Lagares antes de ser ampliada.

El informe tomó en consideración tres parámetros como son la demanda química de oxígeno (DQO) y la demanda bioquímica o biológica de oxígeno a cinco días (DBO5), así como los sólidos en suspensión. El resultado es que la EDAR de Os Praceres incumplió los parámetros establecidos por la UE y la normativa estatal en los tres apartados.

El mal funcionamiento de la EDAR de Placeres ya motivó la sentencia condenatoria a España del Tribunal de Justicia de la UE

decoration

Es la depuradora gallega, además, que presenta incumplimientos casi todos los meses del año. Así, solo se salvó la demanda química de oxígeno (DQO) en enero, marzo, noviembre y diciembre de 2019 que fue el periodo analizado.

Según los datos recopilados por los ecologistas, por ejemplo, los valores medios fueron los más elevados de todas las depuradoras gallegas de las que obtuvieron datos: Por ejemplo, en cuanto a la salida de sólidos en suspensión se registró una media de anual de 84.30 mg/l en Os Praceres, cuando la normativa establece un umbral de 35 mg/l, señala este informe.

En cuanto a DBO a cinco días, la salida también marcó una media de 91,56 mg/l, cuando la norma marca un máximo de 25 y la DQO se fijó una media de 152.72 mg/l cuando no podría sobrepasar los 125, según Ecologistas en Acción.

Esto también provoca que sea la depuradora gallega que peores porcentajes de rendimiento presenta.

Los datos demuestran, tal y como señalan desde Ecologistas en Acción, que la depuradora necesita la mejora de su capacidad de manera urgente. De hecho, estos malos datos de la depuradora de Lourizán es una de las principales causas para que España fuese condenada en 2016 por el Tribunal de Justicia de la UE por incumplir la citada directiva 91/271 de depuración de aguas residuales.

La Xunta tiene en marcha actualmente un proyecto de trece millones para mejorar su funcionamiento a corto plazo, a la espera de su ampliación

decoration

La Xunta está ya manos a la obra con una primera actuación de mejora de la EDAR cuyos trabajos comenzaron en julio del pasado año. Adjudicada a Acciona Construcción SA y a Acciona Agua por un importe de cerca de 13 millones de euros, la intervención contaba con un plazo de ejecución de 24 meses, el primer año de obras y el segundo de puesta en marcha de los nuevos tratamientos para mejorar el proceso de depuración de las aguas residuales que llegan a esta instalación procedentes de la propia ciudad de Pontevedra, Marín, Vilaboa y Poio.

Con esta actuación se persigue, principalmente, eliminar a “corto plazo” estos problemas de depuración que presenta actualmente la EDAR, mejorar la calidad del efluente que se vierte a la ría de Pontevedra y, de paso, evitar las multas de la Unión Europea por continuar incumpliendo la normativa tras la condena. Y es que la solución definitiva deberá pasar, según la Xunta, por la ampliación de la estación depuradora de Os Praceres.

Otras depuradoras

Junto a la de Os Praceres, el informe de Ecologistas en Acción analizó datos que le fueron proporcionados de otras 27 estaciones depuradoras en Galicia, quince de ellas en la provincia de Pontevedra. La EDAR de Cariño, junto con la de Os Praceres, es la que presenta también incumplimientos reiterados.

También detectaron incumplimientos puntuales en otras depuradoras, como Ponte Caldelas o Vilaboa

decoration

En menor medida, también se detectaron concentraciones elevadas de DBO5 en las de Arcade, A Illa, Ponte Caldelas, Soutomaior y Vilaboa.

A nivel nacional, de las 288 EDAR analizadas, la mitad de ellas (144) no presentaron ningún tipo de insuficiencia ni incumplimiento. De las 144 restantes, un total de 36 estaciones depuradoras incumplían uno de los tres parámetros analizados, es en este grupo en donde se enmarca la de Lourizán, que falla en los tres aspectos analizados.

Aunque más de la mitad de las EDAR cumplen, desde este colectivo dicen ver “con preocupación que la contaminación producida por las aguas residuales es muy superior a la permitida por la normativa en vigor desde hace más de 25 años”.

Compartir el artículo

stats