Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 30% de los hoteles de Sanxenxo que iniciaba la temporada en Semana Santa descarta reabrir

El sector critica la incertidumbre | “A estas alturas todavía no sabemos si se va a poder venir a Galicia y en qué condiciones” | En 2021 la media de los contratos laborales del sector se ha acortado, de entre 6 y 8 meses a 3

El Concello de Sanxenxo eliminará este verano el balizado de la playa de Silgar.   | // GUSTAVO SANTOS

El Concello de Sanxenxo eliminará este verano el balizado de la playa de Silgar. | // GUSTAVO SANTOS Gustavo Santos

Un 30% de los hoteles que iniciaban habitualmente su temporada en Semana Santa han confirmado al Clúster de Empresarios Turísticos de Sanxenxo que no reabrirá este año en esas fechas, una respuesta a un escenario de incertidumbre “en el que a estas alturas todavía no sabemos si se va a reabrir la comunidad y en qué condiciones”, explica a FARO el presidente de la organización empresarial, Alfonso Martínez. Al límite, el sector pedía este fin de semana un pronunciamiento claro del Ejecutivo de Núñez Feijóo sobre los próximos pasos en la desescalada.

“Otras comunidades como Asturias o Castilla-León ya dicen que van a estar cerradas”, señala Alfonso Martínez antes de reclamar una hoja de ruta clara en Galicia que permita a los empresarios planificar los siguientes pasos. En los últimos años la Semana Santa marcaba el arranque de la temporada para más del 75% de los hoteles (hasta el 80% en algunos años), porcentaje que este año caerá al 40%.

Un hotel no puede reabrir para 4 o 5 días, exige una infraestructura muy importante, contrataciones, organización y planificación de meses, se necesita seguridad”, recuerda el presidente del Clúster de Empresarios Turísticos, “y en este escenario de incertidumbre muchos no se atreven a arriesgar a tener que cerrar después en unos días o semanas”.

Especialmente, a los hoteleros de las Rías Baixas les preocupa el cierre de la Comunidad. Localidades como Sanxenxo dependen mucho del turismo madrileño y del norte de Portugal “y seguimos con la incógnita de qué pasará en la Semana Santa, si Galicia estará abierta y se permitirá entrar”.

El sector confía al menos en una movilidad dentro de Galicia para captar al turismo más próximo

decoration

Al menos, el sector confía en una movilidad dentro de Galicia para captar el turismo más próximo. Se trataría, señalan los hoteleros, de un paso mínimo para garantizar un arranque de temporada y mantener el pulso, como sucedió en 2020, cuando logró amortiguar pérdidas y responder mejor que una parte significativa de los destinos peninsulares.

Con todo, el impacto se hizo sentir en el mercado laboral. La economía de Sanxenxo está subordinada al extremo al turismo (el Clúster cifra en un 80% la dependencia del PIB local de este sector) y que se haya logrado mantener el pulso no significa que haya sido sin costes. Alfonso Martínez explica en este punto que “en julio, agosto y la primera quincena de septiembre la mayoría de hoteles lograron absorber el personal”, pero la mayoría de las plantillas están formadas por trabajadores fijos discontinuos cuyos contratos se han acortado significativamente, pasando de extenderse “en muchos casos de 6 u 8 meses al año a apenas 3”.

Durante la temporada baja han funcionado “3 o 4 hoteles solo para dar servicio, todo el demás alojamiento ha estado cerrado; no es que estén obligados pero a la mayoría no les compensa, ya que se trata de una situación que viene de atrás”, señala Alfonso Martínez en alusión al anterior periodo alto del turismo en Sanxenxo, las Navidades, y que “este año nos las pasamos con el cierre perimetral con O Grove”. Cada vez más, este final de año había convertido a la villa en punto de destino de parejas y familias que disfrutaban de unos días de paseos, rutas de naturaleza y vino y spa, otro frente de clientes totalmente bloqueado por la pandemia.

Si a principios de año el sector dudaba del primer semestre y ponía todos los ojos en el verano, la lenta evolución de la crisis todavía lo incentiva más a concentrarse en la temporada central del turismo. Trabaja intensamente en las nuevas necesidades de los viajeros, a la cabeza la seguridad sanitaria, con gestos tan simbólicos y fotografiados como el que llevó a cabo el Concello con el balizado de la playa de Silgar, el emblema por excelencia de la villa.

Compartir el artículo

stats