Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos de cada tres pacientes ingresados con COVID en la UCI de Montecelo tienen menos de 65 años

Ambulancias ante el Hospital de Montecelo.   | // GUSTAVO SANTOS

Ambulancias ante el Hospital de Montecelo. | // GUSTAVO SANTOS

La tercera ola de la pandemia del COVID-19 ha golpeado fuerte al área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, en donde las hospitalizaciones por complicaciones con la enfermedad obligaron a ingresar a más pacientes y muchos de ellos jóvenes. Sirvan de datos que tanto en planta del Hospital Montecelo como en UCI ha habido afectados de tan solo 20, 30 o 40 años. Es más, actualmente, en las unidades de críticos dos de cada tres personas aquejadas de coronavirus tienen menos de 65 años. También los datos de fallecimientos muestran esta tendencia: desde las pasadas fiestas navideñas se han registrado 10 fallecidos que no llegaban a los 70 años.

Según la información facilitada por el Sergas ayer, el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés cuenta con 134 pacientes ingresados, de los cuales 114 están en planta y 20 en unidades de críticos.

El coordinador de ingresos en el Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP), el doctor Juan Turnes, puntualiza que las cifras a fecha real son algo menores en el caso del Hospital Montecelo, “ya que en planta hoy (en referencia a ayer jueves) tenemos 67 pacientes”, frente a los 95 comunicados por el Sergas.

“A nivel de hospitalización, durante la primera ola el pico fue de 120 pacientes ingresados en total, UCI incluida. Pero hace poco más de una semana ya tuvimos en Montecelo el máximo de hospitalización, 126 pacientes, con lo que se superó a la primera ola”

decoration

Añade que, además, hay que tener en cuenta que no es comparable aquella primera fase con la actual: “Entonces era una situación completamente nueva y la información que teníamos sobre el virus, el contagio y la gravedad de la enfermedad era mínima. La tendencia a ingresar pacientes en la primera ola era mayor porque éramos más permisivos porque no conocíamos cómo podían evolucionar”.

Esto quiere decir que algunas de aquellas hospitalizaciones hoy día no tendrían lugar. “Cien pacientes en esta ola no equivalen a cien de la primera”.

En todo caso, y en base a las cifras de los últimos días, todo señala a que se da una tendencia descendente. Ha ocurrido a nivel casos activos en el área sanitaria, con una semana continua de reducción, hasta los 2.141 registrados ayer, pero según Juan Turnes pasa lo mismo a nivel hospitalización, “excluyendo la UCI”.

Y un papel muy importante en este sentido es el que se la ha otorgado a la nueva Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI), que comenzó esta semana a funcionar en la planta de Neumología de Montecelo y en la que se ubica a pacientes graves que todavía no requieren la intubación de UCI pero para los que la planta se queda corta. Por el momento son cinco los ingresados en ella.

En cuanto al resto de enfermos, además de los 20 actualmente en UCI, los 67 restantes están en dos plantas del hospital de referencia pontevedrés, ya que la de Digestivo se recuperó el pasado viernes para su servicio.

“Ahora mismo tenemos 67 pacientes ingresados de 107 camas disponibles en esas dos plantas”.

decoration

Más afectación

Pero además del número de hospitalizaciones, otra de las grandes características de esta tercera ola son las edades de los pacientes.

Solo desde enero han fallecido 10 personas de menos de 70 años por COVID en el área sanitaria, que con ellos ha alcanzado los 135 muertos por la enfermedad desde marzo.

“La diferencia principal es que se han diagnosticado muchos casos en muy poco tiempo que han generado muchos ingresos, de pacientes de todas las edades. Es la ola en la que más pacientes jóvenes han necesitado ingreso, y hablo incluso de adolescentes, de menos de 20 años. En UCI hemos tenido pacientes de 20, 30 o 40 años. En el momento actual, dos de cada tres enfermos que tenemos en UCI tienen menos de 65 años, cuanto antes eran una excepción”, resume Turnes.

En cuanto a una de las frases más escuchadas en esta pandemia, las “patologías previas”, el coordinador de ingresos del CHOP destaca que puede ser desde hipertensión hasta el sobrepeso, frecuente esta última entre personas más jóvenes. “Lo raro en España en varones es tener normopeso”, se lamenta.

“El sobrepeso es un factor de riesgo bien conocido y lo estamos viendo en esta tercera ola. Con esto el mensaje no es ya que tenemos que adelgazar a estas alturas, es que tenemos que tener cuidado, porque podemos ser nosotros los que acabemos en la UCI”, concluye

Un caso sin síntomas de la variante británica

Desde el Hospital Montecelo se ha enviado algún caso de paciente ingresado a secuenciar tanto al Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo como al Hospital Carlos III de Madrid por sospecha de la variante británica. Todavía no han recibido los resultados al respecto. Además, se ha confirmado uno que no ha necesitado hospitalización porque era asintomático. Alrededor de este positivo giran varios más en una misma familia. “Lo que hemos visto es que la variante británica ya está circulando, en Galicia y en nuestra área sanitaria”, reconoce Juan Turnes. “Lo más probable es que la variante británica va a convertirse en la variante dominante que va a circular en las próximas semanas o mes”, indica. Asimismo, el coordinador de ingresos del CHOP señala que “aún es pronto para conocer el impacto de las variantes, porque hasta hace poco no se analizaban sistemáticamente”. “Una cosa es que ante un caso dudoso pidamos que se analice. No es algo que se busque intencionadamente”, matiza.

Compartir el artículo

stats