Inundar de “magia y espíritu navideño diversos barrios de la ciudad”. Es el objetivo de los decorados festivos que visitó ayer la concejala de Promoción Económica y Turismo, Yoya Blanco, cuyo departamento promueve esta iniciativa a través de la la plataforma #PonteLovers y que tiene a los más pequeños de la casa como sus principales destinatarios.

La edil expresó su satisfacción al comprobar “como muchos pequeños se acercaban con sus padres y madres hasta estos espectaculares elementos decorativos, situados en parques y plazas de Monte Porreiro, Amalia Álvarez, Os Salgueiriños, A Parda y el casco viejo, para sacarse fotos con ellos”.

Blanco felicitó “la magnífica imagen que presenta la Plaza de Amalia Álvarez después de que sus jardines fueran ocupados por un poblado de elfos con tres casas infantiles de entre 350 y 200 centímetros de altura y entre 250 y 200 de ancho, iluminadas tanto interior como exteriormente.

Ambientación en la Praza da Cítara.   | // FDV

Ambientación en la Praza da Cítara. | // FDV

Decorados

La instalación también incluye vallas de madera, césped artificial y decorado para dibujar los caminos del poblado.

“Las propias responsables de la cafetería Bloom, situada en este parque”, explicó la responsable del departamento municipal de Promoción Económica, “me dijeron que los chicos están encantados con la decoración, que sin duda va a animar aun más la vida de esta concurrida plaza”.

Blanco también visitó el Parque Damián, en el barrio de la Parda, que estas navidades preside un juego de barco de resina de tres por tres metros, con iluminación y acompañado de anclas como complemento decorativo, así como la Praza da Cítara, en las cercanías de la barriada de Os Salgueiriños y el colegio Sagrado Corazón, que cuenta con un juego de globos (tres unidades) totalmente iluminados y la figura de un gnomo con capucha de Papá Noel.

La edil Yoya Banco en el Parque Damián, en A Parda, decorado con un barco. | // FDV

Iluminación

Promoción Económica añade que “igual de espectaculares quedaron los cuatro conos pino-abeto de 3 y 2 metros de altura con iluminación y las dos setas de grano tamaño (una unidad de 350 centímetros de altura y 200 de diámetro y otra de 170 centímetros de altura y 120 de diámetro), así como otras piezas iluminadas interior y exteriormente, que se instalaron en el parque de la plaza de Europa, en el barrio de Monte Porreiro.

“En cuanto los dejaron colocados, ya había niños sacándose fotos”, subrayó Blanco.

También los que se acerquen hasta la plaza Marqués de Aranda, en el centro histórico, podrán encontrarse con la figura de un reno humanizado, flanqueado por árboles iluminados con micro-lámparas de led y hilo de led.

La concejala de Promoción Económica recordó su insistencia en que “la ilusión y la fantasía navideña no se queden únicamente en el casco urbano, sino que se expandan por todos los barrios de la ciudad.

Avanzó también el inminente desembarco de “muchas más novedades, a través del programa Ponte Xogos y de un concurso de escaparatismo que vamos a presentar esta misma semana”.