Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un afloramiento de primavera intenso e impropio de esta época del año

El viento del sudoeste que se espera desde el domingo avivará el episodio tóxico actual

Hay seis polígonos bateeiros cerrados en la ría de Pontevedra y uno en la de Vigo, pero pronto serán muchos más

El Intecmar decretará nuevos cierres durante los próximos días.

El Intecmar decretará nuevos cierres durante los próximos días. Iñaki Abella

Meteogalicia anuncia que a partir del domingo la comunidad queda bajo la influencia de los vientos del sudoeste. Esto significa que ese viento y las corrientes oceánicas seguirán empujando hacia el interior de las Rías Baixas el fitoplancton portador de biotoxinas marinas que se acumula sobre la plataforma continental y provoca la popularmente conocida como "marea roja".

Dicho de otro modo, que el afloramiento de primavera que este año llega con más de un mes de adelanto, a causa de las condiciones meteorológicas actuales, se verá notablemente acentuado.

Polígonos cerrados

Y esto significa, igualmente, que los siete polígonos bateeiros cerrados entre el martes y ayer en las rías de Pontevedra y Vigo no serán los únicos en los que se prohiba la extracción del "oro negro" de batea a causa de las toxinas lipofílicas.

Muy por el contrario, todo indica que a los cierres del Cangas D, en la ría de Vigo, y de los Portonovo B, Portonovo C, Portonovo A, Bueu 2, Bueu A1 y Bueu B, todos ellos en la ría de Pontevedra, se sumarán otros muchos durante los próximos días y, desde luego, a partir de la llegada de los vientos de componente sudoeste.

Se esperan cierres generalizados

Será así hasta el extremo de que tales prohibiciones llegarán a ser generalizadas durante lo que resta de mes y en la inminente primavera.

Así lo confirma también Covadonga Salgado, la directora del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar). "Efectivamente, como avanzó FARO, se trata de un episodio fuerte y muy poco habitual en esta época del año que irá a más y podría prolongarse en el tiempo", declaró desde el laboratorio sito en Vilagarcía.

Un proceso natural y bienvenido

En cualquier caso, este nuevo episodio obedece a un proceso totalmente natural que no significa más que la llegada de nutrientes a las rías. O lo que es lo mismo, un aporte vital de alimento para todo tipo de moluscos bivalvos, aunque en este peculiar menú se incorporen las células tóxicas que, temporalmente, obligan a prohibir la extracción de mejillón en los viveros flotantes.

Hay que tener en cuenta, también, que la actual es una época del año floja en lo que a ventas de este molusco se refiere, de ahí que las pérdidas que pueda experimentar el sector sean mínimas o inexistentes.

Muy por el contrario, con los cierres de polígonos incluso se genera una especie de veda que deja descansar al producto aún en crecimiento y concede un paréntesis que los productores pueden aprovechar para completar la campaña de recolección de cría en el litoral, reabasteciendo así sus bateas y afrontando el encordado de esa mejilla que se convertirá en producto comercial en la siguiente campaña.

Compartir el artículo

stats