Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una inversión de 5,7 millones de euros para tratar hasta 25.000 toneladas de basura al año

La planta de compostaje ha pasado a ser una de los proyectos prioritarios para el grupo municipal del BNG, convencido de los diversos beneficios que generaría. Esta parte del bipartito presentó hace casi ya dos años informes y estudios para impulsar la actuación. De éste se extrajo que el recinto podría tener capacidad anual para tratar entre 15.000 y 25.000 toneladas de basura orgánica al año, así como otras 1.000 toneladas de lodos de depuradoras (hasta ahora en Galicia no existe ningún punto para su tratamiento) y 5.000 toneladas de restos forestales. Su construcción tendría un coste de 5,7 millones de euros.

La formación nacionalista ha defendido que la entrada en funcionamiento de la planta de compostaje conllevaría un abaratamiento del recibo de la basura. Se ha detallado que éste podría bajar a la mitad para quedarse en el entorno de los 60 euros.

Además, también se ha subrayado la posibilidad de que el compost generado podría ser comercializado a un precio de entre 20 y 30 euros la tonelada. Una de las característica para que esto fuera posible sería que las viviendas rurales contase con composteros domésticos.

En cualquier caso, desde el Bloque recalcaron en su momento que el objetivo no es el beneficio económico sino mejorar el tratamiento de los residuos sólidos, en este caso, dando un trato diferenciado a los orgánicos. También hicieron hincapié en que esta planta no tendría la misma incidencia que una incineradora o una empacadora o planta de transferencia.

Compartir el artículo

stats