La Navidad más luminosa brilla por Jonatan

Pepe e Isabel convierten cada año su casa de Piñor, en Ourense, en un espectáculo de luces en homenaje a un hijo fallecido: ”Le encantaban estas fechas y lo hacemos por él“

Ahora la iluminación de su casa de Loeda, ya se recomienda en Google

Atendiendo a las visitas, en la casa de Pepe e Isabel.

Atendiendo a las visitas, en la casa de Pepe e Isabel. / Iñaki Osorio

M.J. Álvarez

Cientos de guirnaldas de luces de colores, renos, norias y trineos luminosos convierten la casa de Isabel y Pepe, en la pequeña aldea ourensana de Loeda (Piñor), en un auténtico parque de atracciones que se divisa a lo lejos, en la oscuridad del monte y que consigue atraer cada Navidad, a decenas de personas, muchos de ellos niños que, con horario de encendido y visita incluidos, pero de forma gratuita, pueden disfrutar de más de 800 metros de terreno plagados de historias y personajes navideños.

Una fiesta de colores que, al contrario que en las grandes ciudades, no tiene ningún interés económico ni político, pues esta trabajada puesta en escena es un homenaje al amor y a la memoria, el que profesan a su hijo Jonathan “que falleció un 28 de diciembre siendo aún muy joven, y al que le encantaba la Navidad y el alumbrado navideño, por eso lo hacemos con más intensidad, como homenaje a él”, destacan.

Un aspecto de uno de los muchos escenarios navideños. |   // I.OSORIO

Uno de los muchos escenarios navideños. / Iñaki Osorio

Sus luces, ya en Google

Así que, con semanas de antelación Pepe, Isabel y el hijo de ambos, Joel, inician el proceso de instalación de todo este parque temático “que ya he extendido ahora a a los árboles de una finca que está al lado, y en la que suelo plantar los productos de huerta en verano. Aunque vamos despacio, para no tener una avería, porque es mucha la potencia de luz”, explican.

Tienen hasta horario aproximado de visitas, “de 18.30 a 11.00 o 12.00 aproximadamente” y le están llegando visitas no solo del entorno de Piñor y Ourense. “Nos viene gente de otras provincias, porque ha pasado algo muy curioso; algunos de los que vienen por ejemplo a la Ribeira Sacra, se acercan en Navidad hasta Loeda porque lo ven en Google”, explica la familia.

“Ahora tú pones al estar por la zona “Luces de Navidad” en Google y te sale Loeda” advierten. Con gasto cero en publicidad, Pepe, Isabel y Joel están en el mapa de lugares a visitar porque “no sabemos quién lo pudo hacer, pero han incluido el nombre del pueblo como un lugar al que venir en Navidad”, indican sorprendidos.

Isabel y Pepe, con su nieta, en uno de los rincones de los 800 metros de su particular parque temático navideño de Loeda. |   // IÑAKI OSORIO

Isabel y Pepe, con su nieta, en uno de los rincones de los 800 metros de su particular parque temático navideño de Loeda. / Iñaki Osorio

No hay duda de que los “chinos”, como dicen ellos en relación a los bazares orientales, deben de adorar a esta entrañable familia de Loeda, por que no paran de comprar y reponer. “ Fuimos incorporando nuevos elementos, esta Navidad, porque es raro el año que no nos falla algo; o se estropea una guirnalda o no funciona la iluminación de algún reno”.

En todo caso su parque temático está al completo. No pudo poner movimiento a la noria, porque se salía de precio, y también tenemos que ir controlando los horarios de encendido. Estamos a disposición de la gente para compartir y que disfrute viendo nuestra iluminación navideña, pero ya no está encendido toda la noche porque el recibo de la luz....¡hay que ver lo que tira!”, exclaman.

Pese a todo, nada los para. Tras años en la emigración y ya jubilados, tienen más tiempo para mantener viva la llama del hijo fallecido que –cosas de la vida– , fue el que, por encargo de sus padres, emigrados entonces en Suiza, compró en su día el terreno que, con el tiempo, se ha convertido en es parque navideño en su memoria.

Un accidente de tráfico se llevó a Jonatan demasiado pronto, cuando tenía 24 años de edad, pero disfrutó del regalo de una familia única y, sin duda..., la más luminosa.