Adjudicada la gestión del mercado de abastos de A Ponte después de ocho años de cierre

El gobierno local adjudica el contrato a O Formiguillo, por un canon anual de 29.700 euros | La concesión implica una inversión de más de 100.000 euros en reparaciones

Edificio de la Plaza de Abastos número 2 de A Ponte, en la avenida de As Caldas. |   // IÑAKI OSORIO

Edificio de la Plaza de Abastos número 2 de A Ponte, en la avenida de As Caldas. | // IÑAKI OSORIO / S. DE LA FUENTE

Ochos años y cinco intentos después, la gestión de la plaza de abastos número 2 de A Ponte ya tiene nombre y apellidos. La junta de gobierno local del Concello de Ourense se reunió este viernes en sesión extraordinaria para resolver el procedimiento iniciado en abril de este año, el quinto desde que se acometió la rehabilitación del inmueble ubicado en el número 6 de la avenida de As Caldas.

Los cuatro intentos previos resultaron fallidos. Los dos primeros, durante el mandato de Jesús Vázquez, quedaron desierto, y los dos siguientes, ya con Gonzalo Pérez Jácome y un canon mucho más reducido, tampoco captaron el interés de las empresas. Solo en uno de ellos se presentó una oferta, pero la licitadora no tenía vinculación con el sector y el procedimiento se canceló. Este quinto intento, al que concurrieron tres empresas, se cerró este viernes con la adjudicación a la empresa O Formiguillo S.L., propietaria del Bodegón Antiga Leitería, un restaurante de la avenida de Marín.

El contrato, que supone la esperada reapertura del mercado pontino, tiene una duración de ocho años, prorrogable a diez, y el gestor tendrá que abonar al Concello de Ourense un canon anual de 29.722 euros, fraccionado mensualmente.

Reparar deficiencias

Asimismo, dado que el edificio ha estado cerrado ocho años después de su rehabilitación, el nuevo gestor deberá hacer frente a las obras necesarias para solventar las deficiencias que se han ido acumulando con el paso del tiempo, como es la carcoma y la limpieza de la instalación.

El propio pliego del concurso ya especifica este detalle en el apartado referido a la conservación del mercado, en el que detalla que la cesión del local se hace en su “estado actual,” quedando el concesionario “obligado a conservar el espacio en su totalidad, y al mantenimiento del mismo, con el fin de conservar el buen estado del edificio”.

El documento hace referencia también al expediente del estudio económico y financiero y, en particular, al informe del aparejador municipal con fecha del 12 de mayo de 2021, en el que se hacen constar una serie de deficiencias que hacen necesarias reparaciones previas al inicio de la actividad, como el tratamiento de la carcoma y limpieza del local, labores que prevén un gasto próximo a los 20.000 euros.

Asimismo, consta un segundo informe, en este caso del arquitecto municipal, que estima la inversión necesaria para poner en funcionamiento las instalaciones en la cantidad de 82.800 euros.

En todo caso, y a efectos de compensación y de facilitar el inicio de la actividad, el pliego detalla que el concesionario “estará exento de abonar el canon durante los primeros ocho meses de la concesión”.

Ocho puestos y cafetería

La actividad comercial de la plaza ocupa la planta baja y el sótano del edificio y, según recoge el pliego de contratación, se distribuye en ocho puestos destinados a frutería, quesería, vinoteca, pescadería, carnicería, charcutería, panadería y delicatessen, así como una zona de restauración y bar y otra destinada a degustación.

En su propuesta, y tal y como recoge la valoración realizada por la mesa de contratación, O Formiguillo diseña un mercado de estilo modernista que sigue las líneas tradicionales de la arquitectura del edificio. El licitador apuesta por diferentes ambientes en el comedor, con una zona más modernista con mesas altas para degustación de tapas y otra más tradicional con mesas bajas para degustación de platos elaborados.

Asimismo, los puestos se agruparán por tipologías. Por un lado frutería, charcutería, carnicería, pescadería, delicatessen y heladería, y separados de estos la panadería (adyacente al restaurante) y la cervecería (en el centro del local).

Catas, concursos de tapas, sorteos y actividades escolares

El contrato para la gestión del mercado de A Ponte incluye la realización de actividades encaminadas a complementar la oferta gastronómica del área de restauración para revitalizador los puestos del mercado.

En este punto, O Forimiguillo propone una programación que se actualizará trimestralmente en la que se detallarán acciones semanales con los productos del mercado, como catas de vinos, quesos o aceites.

También se compromete a que el servicio de restauración del mercado utilice los productos de los puestos para la preparación de las tapas y platos que ofrezca diariamente, se promocionarán productos de temporada y se planificarán jornadas dirigidas a escolares.

Los clientes tendrán una participación activa a través de iniciativas como un concurso trimestral de tapas en el que, a su vez, se sortearán bonos para consumo de productos del mercado.