Gómez Franqueira, la calle tranquila con uno de lo peores datos de calidad del aire

Un día cualquiera, como ayer, registró el nivel más alto de Galicia de monóxido y partículas

Captura de Google del trazado urbano de la calle Gómez Franqueira en A Ponte. |   // FDV

Captura de Google del trazado urbano de la calle Gómez Franqueira en A Ponte. | // FDV / REDACCIÓN

R. O.

Casi todas las estaciones de control tienen un índice de calidad del aire buena, o favorable, excepto Ourense, en Gómez Franqueira, con una mala calidad debido una mala calidad debido a la contaminación de partículas PM2,5.

Es el análisis de un día cualquiera, en este caso del de ayer, del ICA, Indice de Calidad del Aire en Galicia. Por cuestiones que hace Meteogalicia, se utilizan los datos que le brinda la única estación de la Xunta en la ciudad, que ofrece información en tiempo real a diferencia de la estación del Concello en la Alameda.

La Xunta ubicó esa estación de control en el extremo de Gómez Franqueira, en el barrio de A Ponte más próximo a la rotonda con la Nacional 120, que tiene cierta intensidad de tráfico. El objetivo era ver sus efectos en el ICA y, por tanto, en la salud. Pero, pese a ser una zona que no registra ni la décima parte de tráfico y en la que hay menos industria que cerca de cualquier otra estación ubicada en el resto de Galicia, la zona de Gómez registra cada día datos preocupantes de algunos elementos nocivos.

De hecho ayer mismo, la presencia partículas en suspensión PM 2,5, que son partículas muy pequeñas en el aire que tiene un diámetro de 2.5 micrómetros y quedan en el pulmón al respirar, fueron las más altas de Galicia y en nivel rojo, que según el código de colores y concentración sería ya “dañina para la salud”. También se situó en horas de la noche y a diferentes del día en color rojo el ICA de la concentración de partículas PM 10, que se refiere a las que tienen un diámetro de 10 micrómetros y se encuentran también en el aire.

Estas partículas formadas por compuestos orgánicos, como hidrocarburos aromáticos, o inorgánicos, como nitratos, carbonatos, sulfatos o metales pesados, son peligrosas la salud porque al respirar inhalamos cualquier partícula que se encuentre en el aire. Si no se expulsan al toser, como ocurre con las partículas más gruesas PM10 suelen quedar retenidas en los tramos altos del sistema respiratorio, como tráquea y bronquios.

Daños para la salud

Por su parte, y según los expertos, las partículas PM2,5 penetran hasta zonas más profundas, pudiendo alcanzar los bronquiolos, y quedar depositadas en los pulmones.

En el informe de ayer de la estación de Gómez Franqueira, se detectaba también el dato más alto en monóxido de nitrógeno, con nivel en color naranja del ICA que, según el código cromático, indica una concentración de entre 105 y 150 que es considera “dañina para la salud de grupos sensibles”

La mayoría de las estaciones de control ubicadas en el resto de ciudades gallegas se reparten en zonas de mayor intensidad de tráfico e incluso en la proximidad zonas industriales.

La pregunta que se hacen tanto las asociaciones vecinales como científicos del campus, sin respuesta aún, es por qué Ourense, y en concreto esta calle, están habitualmente a la cabeza en mala calidad del aire no solo en los rankings gallego sino muy a menudo nacionales.

El hecho de que de las más de 50 estaciones de control de la Xunta solo haya una en Ourense aporta otro dato preocupante en este control exhaustivo del ICA como factor de salud de los ourensanos y es saber si este nivel contaminante sería aún más grave si se analiza el aire en zonas industriales y de mayor nivel de tráfico. De hecho en el Polígono de San Cibrao están algunas de las empresas más contaminantes de la comunidad.