Hallan restos óseos de una mujer donde fue enterrada La Pasionaria de Viana

El equipo de exhumación recuperó un cuerpo “muy fragmentado” | Será analizado para confirmar si pertenece a Anunciación Casado, asesinada por los franquistas en 1936

Profesionales del equipo multidisciplinar de la exhumación de la fosa donde fue enterrada Anunciación Casado, en Viana do Bolo. |   // FDV

Profesionales del equipo multidisciplinar de la exhumación de la fosa donde fue enterrada Anunciación Casado, en Viana do Bolo. | // FDV / A. G. Tesouro

“Hemos encontrado tres cuerpos. Dos de ellos pertenecen a vecinos de la zona y otro es el de una mujer”. Son las primeras palabras del antropólogo forense del centro de Verín del Instituto de Medicina Legal de Galicia, Fernando Serrulla, después de terminar con la exhumación de los restos de Anunciación Casado, que murió asesinada el 21 de agosto de 1936 por el bando franquista después del sublevamiento militar.

El equipo multidisciplinar, en el que participan el grupo de investigación de Historia Agraria y Política del Mundo Rural (Histagra), arqueólogos dirigidos por el profesor de la USC José Carlos Sánchez Pardo, el propio Imelga y el equipo de genética del Instituto de Ciencias Forenses Luis Concheiro, iniciaron los trabajos con una documentación histórica sobre la vida de Anunciación con la ayuda de la Asociación de Os Torgueiros y el pasado 23 de octubre comenzaron a excavar en la zona donde estaba documentado que enterraron a Anunciación.

Dos días después ya habían terminado los trabajos y Fernando Serrulla comentaba que “hemos encontrado el cuerpo de una mujer, de la edad de Anunciación, es decir entre los 30 y los 40 años, pero los huesos se presentan en un estado muy degradados y fragmentados”. El antropólogo describía que cuerpo hallado estaban descontextualizados, porque no estaban en la posición natural que fue enterrada. Serrulla analiza que “posiblemente fue por el movimiento de tierras que provocaron los enterramientos posteriores”.

La parte de la fosa donde hallaron restos óseos, que podrían ser los de Anunciación. |   // FDV

La parte de la fosa donde hallaron restos óseos, que podrían ser los de Anunciación. | // FDV / A. G. Tesouro

La identificación del cuerpo, en un primer momento, es el de una mujer y Serrulla explica que “lo hemos deducido porque encontramos una pelvis con morfología femenina, que es diferente a la masculina”. Además de dichos restos óseos, también encontraron otros como el cráneo y otros que deberán ser analizados. Serrulla es cauto diciendo que “la documentación nos indicaba que Anunciación estaba enterrada ahí. Varios vecinos del pueblo también lo identificaban y nos encontramos con un cuerpo de mujer que parece que tiene la misma edad que Anuncia, pero debemos ser cautos y analizarlo en el laboratorio para conseguir la mejor prueba de ADN y después confirmarlo genéticamente”.

Después de dos días de intenso temporal en la fosa de O Castro en Viana do Bolo, los profesionales recogieron los huesos para analizarlos en el centro de Verín y posteriormente será el equipo de genética del Instituto Luis Concheiro, el que confirme (o no) si el ADN del cuerpo encontrado pertenece a Anunciación comparándolo con uno de sus hijos, Wladimiro.

Su vida

Anunciación fue asesinada el 21 de agosto de 1936, después de una vida vinculada con los ideales comunistas y una relación con el Partido Comunista de Viana do Bolo, que dirigía Manuel Gómez del Valle. Esta relación y diferentes discursos y proclamas la llevaron a ser conocida en la comarca.

Cuando estalló la guerra civil en España, Anunciación estaba viuda y tenía cuatro hijos. La mayor ya seguía los pasos de su madre estudiando la carrera de periodismo con un enfoque reivindicativo a favor de los derechos humanos en Cuba. “A Pasionaria de Viana do Bolo” tuvo que huir porque los franquistas le habían quemado la casa y se refugió en el monte. Sus otros tres hijos se fueron a vivir con un hermano de Anuncia, que tenía una casa en Verín, mientras tanto ella seguía escondida para que no la condenaran a pena de muerte como pasó con su hija mayor y su yerno, meses atrás sin que ella supiera nada.

A Anunciación la matan en la curva das Revendeitas, en la carretera que va de A Gudiña a Viana do Bolo, concretamente en la finca de Gracinda. La noticia de su muerte y de su localización llega a oídos de su hermano, Juan, que se persona en el juzgado de Viana do Bolo el 26 de agosto de 1936, es decir, cinco días después. Allí notifica dónde se encuentra su hermana y el juez instructor, Urbano Juan Santamarina, y el médico forense, Julio Vila Barros se trasladan a la curva donde la mataron. Hallaron su cuerpo descompuesto y el análisis forense culpaba “a sus ideales” como la causa del asesinato.