Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ceibe cocina su historia con una estrella Michelín y emplata la tercera para Ourense

Lydia Olmo y Xosé Magalhaes unen a su proyecto gastronómico un nuevo galardón tras convertirse en Sol Repsol y estar entre los ocho chefs revelación de este año 2022

Ceibe cocina su historia con una estrella Michelín y emplata la tercera para Ourense A. G. Tesouro

Lydia del Olmo no pudo hablar desde el escenario de la gala Estrella Michelín, celebrado en Toledo, donde se repartieron 39 nuevas estrellas para 2023. Una entrada al año que viene que hace acrecentar la corta y prolífica carrera que le espera a la vallisoletana y ourensana de adopción, así como a su compañero en Ceibe (y de vida), Xosé Magalhaes, que juntos consiguieron que su proyecto gastronómico se cuelgue su primera medalla. Ceibe cocinó su primera estrella, que para ellos supone mucho, pero supone más para Ourense al batir su propio récord. Hasta ayer, tenía dos cocinas reconocidas como son la de Nova y Miguel González, ahora serán tres y la ciudad y la provincia se posiciona más en el mapa siendo una cocina gastronómica de calidad y tradicional.

Todavía de vuelta en el tren, para celebrar con su equipo la Estrella Michelín conseguida, Lydia y Xosé dicen que “este reconocimiento sabe a muchas lágrimas en el camino, mucho sacrificio y sabe a un año muy bonito de muchas cosas, para seguir evolucionando y trabajando”. Su historia es la de muchos que emprendieron sin saber que llegaba la pandemia. Abrieron las puertas de Ceibe, apostando todo a su cocina y salieron ganando, aunque en aquel momento surgieran dudas. Solo cinco meses después de abrir, llegó la pandemia y con ello todo lo que supuso. Tres años después, han conseguido un Sol Repsol, estar entre los ocho mejores cocineros revelación de todo el panorama español y, ahora, lucir su Estrella Michelín. Lydia comenta que “al final, todo ese clima de dificultad (pandemia) hace que tengas mucho afán de superación, de querer pelear las cosas y de lucharlas, apretando los dientes y continuar. Sí es cierto, que al tener el proyecto en pareja, es más fácil, que cuando uno no está pasando por su mejor momento, el otro tire de él, y al contrario, pero nos quedamos con el objetivo del día a día que es la valoración y sonrisa de nuestros clientes, que al final son ellos también partícipes de nuestros éxitos”.

Sobre cocinar su historia pero también la de Ourense dice que “es bonito posicionar a Ourense en el mapa y sumar otro galardón más para la provincia. No solo es promocionarla, sino es destacar que en Galicia, Ourense tiene mucho qué decir y no son solo las Rías Baixas las que se llevan la fama. La verdad es que desde el primer momento que nos ubicamos en Ourense sentimos el apoyo de la ciudadanía y a ellos también le queremos agradecer la confianza que tienen hacia nosotros y a nuestra cocina”.

Un plato, crisis y camareros

Si se tiene que quedar con un plato que sepa a Ceibe ese es un pequeño bocado de pan dulce, con carne de cocido, erupción de pimiento y ese sabor a caldo de cocido en un solo bocado. La suya es “una cocina humilde, cercana, de proximidad y de sabores ricos que tenemos en la ciudad”. Detrás de los fogones son conscientes de que el equipo “es lo más importante” y sobre las renovaciones en su equipo de cocina señala que “a medida que van creciendo las personas, como nos pasó a nosotros, hay ganas de crear nuevos proyectos particulares y después de una formación y una experiencia gratificante, hay que dejar volar. Es una muestra de agradecimiento importante que estén o hayan estado en Ceibe, como nos pasó a nosotros en otros fogones, y esos valores hay que inculcarlos y recalcarlos, porque hace mucha falta”.

La crisis también les golpea a ellos como a otros muchos sectores y admiten que “nos afecta como cualquier hogar ourensano, gallego o de España, al final tenemos que pagar la luz, el coste de las materias primas y todo lo que ha subido. Hemos sido muy comedidos con los precios, pero las pautas no las marcamos nosotros”.

Un día después de recibir la Estrella Michelín, Lydia y Xosé celebraron con los suyos un sueño hecho realidad y la vallisoletana reivindica que “tenía que haber hablado en la gala, porque de muchas Estrellas repartidas solo había dos mujeres y hay que reivindicar la gastronomía femenina y romper esas barreras pequeñas y grandes, porque hay auténticas estrellas femeninas en la gastronomía española”.

Restaurante Miguel González

Alguien nos dijo en una ocasión que revalidar una estrella Michelín no es renovarla, es ganarla de nuevo. Es el reconocimiento a un año de esfuerzos y de trabajo; es el premio a un equipo, a un proyecto y a un modo de entender este oficio”, decía Miguel González, después de mantener un año más la Estrella Michelín con el restaurante homónimo, ubicado en Pereiro de Aguiar. Y añadió que “es un galardón que nos vuelven a conceder en una noche grande para la cocina gallega, además. Nunca habíamos tenido dos restaurantes con dos Estrellas cada uno en Galicia, nunca habíamos tenido tantas estrellas Michelín y nunca la ciudad de Ourense y su entorno habían tenido tantos restaurantes estrellados”. El ourensano finalizó diciendo que “felicidades a todos los premiados y es un momento ilusionante, entre todos estamos haciendo algo único y es un lujo poder hacerlo a su lado”.

Nova Restaurante

El Restaurante Nova mantiene su estrella por noveno año consecutivo y al frente del proyecto gastronómico siguen Daniel Guzmán y Julio Sotomayor que se mostraron “muy felices de mantener nuestra Estrella Michelín, y ya van nueve”. Fue el primer estrella de la capital y su cocina sigue estando entre las mejores del panorama español, después de los reconocimientos recibidos de la Guía Michelín. Ambos chefs señalaron que “gracias a todos los que hacen de este sueño una realidad día a día y queremos felicitar a todos nuestros compañeros que hacen de Galicia una región cada vez más grande gastronómicamente y a Ourense, en particular, por ser un destino mágico”. Primos y amigos desde la infancia continúan compartiendo un éxito que tiene como base el producto y sus conocimientos culinarios. Consolidado como uno de los referentes ourensanos y gallegos, presume ahora de casi una década de éxito.

Compartir el artículo

stats