Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rebeldía del Ourense vaciado

El rural ourensano se une a concentraciones estatales de los centros de desarrollo rural para pedir una mejor gestión forestal

Vecinos y vecinas de Lodoselo en el local social del pueblo, concentrándose por el rural. | // F. C.

El rural ourensano, en particular, y el del territorio español, en general, se unen en un mismo sentido bajo la “Revuelta de la España vaciada” para reivindicar el mantenimiento del sector forestal en dichos territorios y para “denunciar una situación que se está agravando y que provoca la propagación de graves incendios”. Desde Lodoselo, una localidad del municipio de Sarreaus, fueron los primeros en salir a la calle para concentrarse en proteger su núcleo y visibilizar la problemática de las políticas centrales de las administraciones que dejan de lado el mundo rural.

Desde Lodoselo defienden que “la correcta gestión de las masas forestales es el mejor instrumento para prevenir los incendios pero también para hacer frente al cambio climático y a otros retos que tiene España, como es la despoblación, que es la causa principal del crecimiento desordenado de los bosques y la gran acumulación de material seco y altamente combustible”.

Vecinos y vecinas de la parroquia se reunieron bajo el mismo sentimiento y objetivo visibilizar la vida rural en el Ourense vaciado, para que se pongan los mecanismos y actuaciones necesarias que corrijan la discriminación y el desequilibrio que existe en estos territorios. Los Centros de Desarrollo Rural seguirán con las concentraciones en el día de hoy para ejemplificar la “rebeldía” de la España vaciada y el “olvido” al que están sometidos.

Vecinos de Lodoselo leyendo el manifiesto a favor de la gestión forestal. //F.C. FERNANDO CASANOVA

Desde Lodoselo tienen claro que “la relación entre la despoblación y los incendios forestales es clara. En las zonas con muy poca población los incendios se propagan de una forma más descontrolada y el fuego arrasa sus montes y, en ocasiones, también casas y aldeas”. Y añaden que “la gestión de los montes es fundamental para prevenir este tipo de incendios, porque los montes siempre fueron fuente de riqueza, de aprovechamiento forestal tradicional y también de agricultura, ganadería extensiva y tienen un potencial enorme para el sector turístico, deportivo y social. Además de que permite dinamizar económicamente los pequeños municipios”.

Es por ello que bajo la plataforma “Revuelta de la España vaciada”, desde Lodoselo llaman a concentrarse a los núcleos rurales de la provincia y del resto del territorio para que su reivindicación se escuche.

En Lodoselo la iglesia sirvió de altavoz ya que hicieron repicar las campanas como símbolo reivindicativo después de leer un manifiesto que terminaba diciendo que “solo el medio rural vivo e implicado en la gestión de su entorno, será capaz de llevar a cabo esta tarea y por eso reclamamos el apoyo decidido de las administraciones a todas las iniciativas y actividades económicas que fomentarían una gestión efectiva y eficiente de los montes, reduciendo así el riesgo de incendio y los perjuicios que eso conlleva para el medio ambiente y la sociedad que vivimos en el rural”. En Lodoselo pararon por su pueblo, hoy pararán más vecinos y tocarán más campanas. El compromiso con el rural debe ser transversal y tener una discriminación positiva.

Compartir el artículo

stats