Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cuarta dosis de la vacuna del COVID ya está en las residencias: “Hay que cuidarse”

Doble campaña de vacunación en la residencia de mayores de Esgos. | // IÑAKI OSORIO

La vacuna del COVID-19 ha vuelto a entrar en las residencias sociosanitarias para reforzar la protección de la población más vulnerable ante el virus. La campaña de refuerzo comenzó este lunes y se prolongará dos semanas hasta llegar a los más de 5.500 usuarios de centros de mayores y personas con discapacidad. La población residente es la primera en recibir la cuarta dosis en esta nueva fase del calendario vacunal que llega, además, acompañada de la inyección contra la gripe, de manera que los usuarios pueden recibir los dos pinchazos en la misma visita de los equipos de enfermería.

La programación arrancó este lunes en 16 centros de la provincia y una población destinataria de 540 usuarios que, en su mayoría, eligieron ponerse las dos vacunas. Aunque también con excepciones, como la de uno de los residentes del centro de mayores de Castro Caldelas, que aceptó la de la gripe pero no la del COVID.

En la Residencia para Personas Maiores de Esgos, los usuarios esperaron a los equipos de vacunación en una sala común. Ya en la cuarta ronda, por lo general, los residentes presentaron su brazo muy tranquilos. “No te va a doler”, repetían las enfermeras con cada aguja. Tras recibir los dos pinchazos, ellos confirmaban que se sentían bien, aunque alguno no pudo evitar el gesto de molestia al recibir el pinchazo. Incluso a una de las residentes se le escapó un grito, pero a petición de sus compañeros y para destensar el momento lo transformó en un ‘aturuxo’.

"Más tranquilos"

“Pues ya estamos más tranquilos”, señalan desde la residencia de Castro Caldelas, “ha ido todo muy bien y la verdad es que estamos contentos porque en este centro los residentes son autónomos y muchos salen a pasar y hay que cuidarse”. Este centro pasó un brote serio en la primera fase de la pandemia, pero el virus no ha vuelto a afectar a la población residente.

Este refuerzo que ha empezado a inocularse a la población residente en centros de mayores y de personas con discapacidad contiene las variantes BA.4 y BA.5 de omicron. Una vez completada la campaña en residencias, previsiblemente en dos semanas, se reabrirán los grandes recintos para vacunar a los mayores de 80 años y llegar, en orden descendente, a todos los mayores de 60. Además, en cuanto avance la campaña se iniciará también la vacunación de los profesionales de centros sanitarios y sociosanitarios.

Compartir el artículo

stats